Ir directamente al contenido de la página Ir a la navegación principal ir a investigar

En Austria, Austrian Power Grid AG ha recurrido a Omexom para garantizar el suministro eléctrico de su nueva línea aérea de transporte de electricidad de 380 kV, situada en las montañas de Salzburgo.  

La red eléctrica austriaca de muy alta tensión se caracteriza por su estructura en anillo, lo que permite abastecer a los usuarios en ambos sentidos. Las redes en anillo equipadas con protecciones e interruptores automáticos en la entrada y la salida de cada estación cuentan con la ventaja de garantizar la continuidad del servicio en caso de incidente y de permitir los trabajos de mantenimiento de partes de la instalación sin necesidad de detener la producción.  

La línea eléctrica de 220 kV operada por Austrian Power Grid AG que une las subestaciones de Salzburgo, en Elixhausen (Flachgau), y de Tauern, en Kaprun (Pinzgau), data de 1960. 

La construcción de una nueva línea aérea de transporte de electricidad de 380 kV era necesaria para garantizar el suministro del país y acompañar los objetivos de Austria en materia de transición energética. Lo cierto es que la línea de 220 kV crea un cuello de botella, especialmente cuando se inyecta en la red energía renovable, sobre todo eólica, en plena expansión en Austria.  

«Las limitaciones específicas de este proyecto nos obligaron a planificar las obras a lo largo de cuatro años y medio en vez de los dos años habituales en una obra convencional» 

Por tanto, el anillo de 380 kV está llamado a convertirse en la espina dorsal del suministro eléctrico del país. Con un coste de construcción de unos 890 millones de euros, la nueva línea de Salzburgo, de 128 km de longitud, completará la red en el oeste del país.  

“La obra, que también incluye la actualización y la construcción de nuevas subestaciones y de nodos de red, se inició en enero de 2020, y se espera que la línea esté finalizada en abril de 2024”, declara Jens Schulz, responsable de la división Construcción de Líneas Aéreas Sur/Oeste de Omexom Hochspannung en Austria, una empresa de la marca VINCI Energies especializada en infraestructuras de energía y que está a cargo del proyecto.  

Métodos de construcción innovadores  

No obstante, la construcción de esta nueva línea también presenta algunas dificultades debido al relieve de esta región montañosa. “La ubicación alpina de las instalaciones dificulta el acceso a algunas torres, y eso sin tener en cuenta las condiciones meteorológicas en la montaña”, explica el responsable de división de Omexom Hochspannung, quien añade que “también debimos tener en consideración las restricciones de acceso a algunas zonas protegidas, por ejemplo a causa de la nidificación o de la prohibición de talar árboles en determinadas épocas del año. Estas limitaciones nos obligaron a planificar las obras a lo largo de cuatro años y medio en vez de los dos años habituales en proyectos de una envergadura similar”. 

Para adaptarse a estas condiciones especiales, la empresa tuvo que ampliar la red existente de caminos forestales y utilizar camiones adaptados a las vías estrechas y grúas instaladas en plataformas móviles. En algunos puntos, está previsto también el uso de teleféricos y de helicópteros. Además, quizás también será necesario recurrir a una construcción auxiliar denominada “derrick” para asegurar los trabajos de montaje en los casos en que una grúa ordinaria no pueda acceder a la ubicación de una torre.  

“Recurrimos a empresas asociadas suizas e italianas, especializadas en estas técnicas, para formar a nuestros equipos”, señala Jens Schulz. La innovación del proyecto se debe en gran medida a la capacidad de movilizar métodos de construcción tan variados.

16/06/2022