El Quick Scan Energy es un procedimiento de auditoría energética desarrollado por Actemium que permite identificar las acciones para ahorrar energía en una planta industrial con el fin de reducir la factura energética.

Cada año, se pierde más de un tercio (36%) del consumo de combustibles en la industria francesa, es decir 109,5 TWh. Estos datos, extraídos de un estudio de Ademe (Agencia francesa para el Medio Ambiente y el Control de la Energía), ponen de relieve el potencial de recuperación del calor residual en la industria. Este calor residual, que emana de un proceso y que no es utilizado por dicho proceso, es la base de la herramienta Quick Scan Energy, utilizada desde 2016 por Actemium, la marca de VINCI Energies especializada en el rendimiento industrial.

“El Quick Scan Energy es un procedimiento de auditoría energética que se lleva a cabo durante un breve período de tiempo ¾en general, un día¾ y permite identificar las acciones para ahorrar energía en una planta industrial con el fin de reducir la factura energética”, explica Alexia Tassin, Industry 4.0 Engineer en Actemium.

La auditoría también pone en conocimiento del fabricante las subvenciones y ayudas que pueden derivarse de las distintas medidas adoptadas: certificado de eficiencia energética, Fondo Calor, ayuda PRO-SMEn…

“Detectamos el potencial de ahorro energético gracias a la cuantificación del calor residual de una planta industrial”.

Los proyectos iniciados a raíz de una auditoría Quick Scan Energy son principalmente térmicos y eléctricos. “Estas medidas de ahorro pueden consistir en soluciones para recuperar el calor del humo de un horno industrial o en una caldera para calentar el agua sanitaria, por ejemplo”, explica Alexia Tassin, quien añade: “También podemos instalar variadores electrónicos de velocidad con el fin de disminuir el consumo eléctrico de las bombas, que no estarían continuamente en funcionamiento a lo largo de todo el año”.

Una herramienta para todos los sectores de actividad

Este trabajo de auditoría se basa en el conocimiento experto de Actemium en materia de procesos industriales adquirido tras años de experiencia en todos los sectores de actividad.

El Quick Scan Energy ya ha sido utilizado por fabricantes de sectores tan variados como el agroalimentario, el químico, el siderúrgico-metalúrgico, el automovilístico o el sector cosmético. “Tenemos la suficiente experiencia para detectar el potencial de ahorro energético gracias a la cuantificación del calor residual de una planta industrial”, señala Alexia Tassin.

El Quick Scan Energy también ha resultado ser una valiosa herramienta para cerrar un contrato de rendimiento energético (CRE) con un cliente. “Además de beneficiarse de la bonificación de los certificados de eficiencia energética gracias a la implementación de acciones de rendimiento energético (ARE), el CRE permite reforzar la relación de confianza entre el cliente y Actemium, que se compromete a un volumen de ahorro de energía primaria durante un periodo determinado”, añade el Industry 4.0 Engineer de Actemium.

10/06/2020