¿Cómo reducir la contaminación causada por el tráfico terrestre? La región parisina está probando carriles reservados a coches compartidos y vehículos “verdes”. Cuatro empresas de VINCI Energies y una empresa de VINCI Autoroutes participan en una prueba piloto para ayudar a los operadores a identificar estos vehículos y a gestionar estos nuevos carriles de circulación.

París 2024. Delegaciones deportivas de todo el mundo compiten para alzarse con el mayor número de medallas olímpicas. Y para desplazarse hasta los estadios, dojos o piscinas, disfrutan de un nuevo privilegio: un carril exclusivo en la carretera de circunvalación parisina.

Este escenario anticipado por el Ayuntamiento de París está a punto de hacerse realidad. Mientras espera la llegada de los coches revestidos con los cinco anillos olímpicos, el consistorio se ha embarcado en la creación de un carril “limpio”. “Esta vía estará reservada a los vehículos que transporten a dos o más personas, a los transportes públicos, a los taxis y a los coches eléctricos o de hidrógeno”, manifiesta Emmanuel Jolly, business unit manager de Actemium Paris Transport, que está trabajando en el proyecto.

¿Cómo distinguir estos vehículos de los demás? El Ayuntamiento de París ha recurrido a VINCI Energies y a VINCI Autoroutes para que instalen en la carretera de circunvalación de París, a la altura de Porte de Montreuil, una unidad de control con cámaras y sensores. “Estas soluciones de análisis de vídeo, asociadas a la inteligencia artificial, pueden identificar los automóviles equipados con un distintivo verde Crit’Air1 y contar el número de pasajeros que viajan a bordo, gracias a la lectura frontal y lateral de los vehículos”, explica Emmanuel Jolly. Una solución que garantiza que los vehículos que circulan por los carriles reservados disponen de la autorización para hacerlo, “con una tasa de rendimiento del 98%”.

Son cinco las empresas que están colaborando en el proyecto: Cyclope.ai es la encargada de crear los algoritmos de deep learning, con la ayuda de Actemium Paris Transport para la integración del software; Cegelec Equipements Dynamiques Routiers se ocupa de ensamblar y crear la unidad de control, y SDEL Transport Services está a cargo de instalar y conectar el equipo a las redes de los operadores y posteriormente se ocupará de su mantenimiento. Emmanuel Jolly está convencido de que “para estos nuevos proyectos, necesitamos todas las competencias del Grupo VINCI en electricidad, mecánica, informática e inteligencia artificial”.  

Adaptabilidad e interoperabilidad  

Las autopistas A1, A6, A10 y A12, las carreteras de circunvalación de Burdeos, Toulouse, Grenoble o Lyon… Aparte del carril de París, se han creado otras vías exclusivas en los grandes ejes viarios de Francia que, según las circunstancias, se activan bien en las horas punta o bien de forma permanente.  

Una nueva realidad para los reguladores del tráfico viario y los usuarios de la carretera. “Nuestra solución envía en tiempo real las informaciones de los sensores y las cámaras a los operadores de las infraestructuras viarias, que de este modo pueden activar o desactivar los carriles e informar a los automovilistas a través de los paneles de mensajes variables”, destaca Emmanuel Jolly. En caso de urgencia, el carril exclusivo también servirá para dejar pasar a los vehículos de emergencia.

La consideración de las limitaciones de los operadores se traduce en la interoperabilidad de los sistemas de software. “A nivel de ingeniería, nuestro mayor reto consiste en facilitar la integración de esos nuevos softwares con los sistemas de transporte inteligentes ya existentes”, constata el experto de Actemium Paris Transport. La solución escogida puede superponerse a las herramientas de los operadores viarios y “en un futuro quizás también a las de los operadores de transportes públicos que usarían estos carriles reservados”.  

Usuarios de la carretera más concienciados que buscan nuevas informaciones para preparar mejor sus trayectos.”

Disminuir el uso individual del coche

De media, en Francia el 70% de los automovilistas viajan solos, frente al 3% de usuarios que comparten coche, y según el Ministerio de la Transición Ecológica, el 97% del parque automovilístico sigue estando formado por coches con motor de combustión. Para revertir la tendencia, el gobierno francés se ha fijado el objetivo de alcanzar los 3 millones de trayectos diarios en vehículos compartidos, con lo que disminuirían en 7.800 toneladas las emisiones diarias de CO2.

El carril “limpio” iría en esta dirección: animar a los automovilistas a cambiar sus hábitos de desplazamiento mediante la adopción del uso del vehículo compartido o la compra de coches más ecológicos. Se trataría, en definitiva, de contaminar menos.  

Usuarios de la carretera más concienciados que buscan nuevas informaciones para preparar mejor sus trayectos. “Estamos llegando a una lógica de la ‘mobility-as-a-service’. En breve, cualquier persona tendrá acceso desde su smartphone a la situación del tráfico en los carriles reservados, y tendrá la posibilidad de dirigirse a un estacionamiento de coches compartidos”, concluye Emmanuel Jolly.

 

14/10/2021