Para responder al aumento del intercambio de electricidad entre Francia e Inglaterra, RTE y su homóloga británica National Grid decidieron en 2016 crear IFA2, una línea submarina de corriente continua de alta tensión (HVDC, por sus siglas en ingles) entre ambos países. Entrevista a Christian Cartalas, director general de VINCI Energies Transport et Transformation d’Energie, y Arnaud Gautier, gerente de la empresa Omexom Major Projects, la empresa de VINCI Energies que se encarga de parteparte de la infraestructura del proyecto. 

 ¿En qué contexto se enmarca el proyecto IFA2?

Christian Cartalas: Cada año, 500 millones de europeos consumen 3.200 TWh de electricidad, y deben poder acceder a una energía competitiva, segura y sostenible. Cada vez hay más proyectos de interconexión para poder garantizar el equilibrio de las redes eléctricas, en un contexto de creciente demanda de interconexión entre las redes europeas para mejorar la estabilidad global de las redes y crear mayor capacidad de intercambio de energía. Cada operador debe gestionar y mantener sus propias redes, y adaptarlas para integrar un porcentaje cada vez más elevado de energías renovables en su mix energético. Se trata de uno de los principales retos de la transición energética. Los operadores también deben responder a la demanda de las autoridades de desarrollar hiperredes e interconexiones con sus vecinos para beneficiarse de la proliferación de la energía eólica y fotovoltaica, y satisfacer así la demanda de la Unión Europea de duplicar el número de conexiones. Gracias a IFA2, se potenciará la complementariedad de los parques de producción en ambos lados de la Mancha y en el mar del Norte, se reforzará el mix energético y se utilizarán mejor las diferentes fuentes de producción eléctrica en función de las necesidades de cada país.

Arnaud Gautier: Este enlace submarino, que entrará en servicio a finales de 2020, funcionará a ± 320 kV CC y permitirá a ambos países intercambiar una potencia de cerca de 1 GW. Un gigavatio es la potencia de un reactor de central nuclear, lo que equivale a 500.000 hogares con suministro continuo. IFA2 brindará a Francia la posibilidad de exportar su excedente de producción, importar a bajo coste para equilibrar la oferta y la demanda nacionales, y favorecer el recurso a las energías renovables. Las fuentes de producción de la energía solar o eólica pueden estar muy lejos de los lugares de consumo. Su producción, más irregular y menos predecible que la electricidad generada por las centrales convencionales, debe poderse transportar de forma rápidamente y masiva por las nuevas autopistas de la energía, de modo a garantizar la continuidad del servicio proporcionado al consumidor.

¿Cómo ha logrado desmarcarse Omexom?

C.C.: Omexom, que goza de un fuerte arraigo en su sector histórico de mantenimiento de redes, desarrollo y soterramiento de líneas, así como de modernización y digitalización de subestaciones eléctricas, ha logrado posicionarse en el mercado de las interconexiones. IFA2 es su primera referencia significativa, a raíz del contrato obtenido en 2017 en asociación con VCF TP Lyon. El proyecto gira en torno a la realización de la estación transformadora de corriente alterna en corriente continua, situada en el departamento francés de Calvados, cerca de la cuidad de Caen. Omexom y VINCI Construction, principales subcontratistas de ABB, se encargan del diseño de la ingeniería civil, incluyendo los servicios de edificación y todo lo relativos a su construcción y montaje.

La excelente credibilidad de VINCI Construction, junto con la posición de liderazgo de Omexom en RTE, han contribuido significativamente a que ABB ganara la licitación. En un mercado extremadamente exigente desde el punto de contractual y operativo, nuestro enfoque basado en múltiples áreas de especialización nos dota de una visión a la vez muy amplia y precisa de las instalaciones HVDC, granjeándonos así una sólida reputación. Este proyecto, el primero de este tipo para VINCI en Europa, será un importante referente para el Grupo en materia de construcción y equipamiento de estaciones de conversión.

A.G.:  La obra, que empezó en 2018, ha movilizado a unos 100 empleados en estos 18 últimos meses. Al tratarse de una obra de gran calado, decidimos recurrir al BIM, la maqueta digital de VINCI Energies, para ganar en eficiencia y agilidad. Esta tecnología nos ha permitido identificar desde la fase de estudio las dificultades de interfaz entre las múltiples actividades. También ha facilitado el seguimiento de la obra por medio de la aplicación Digital Site, al dotar a los equipos de supervisión de tabletas para poder introducir in situ los datos de control de calidad. El proyecto IFA2 también brindó la oportunidad de poner en práctica la metodología del lean management, que permite optimizar la planificación de cada interviniente en cada una de las etapas del proyecto e identificar las partes de la obra que podían realizarse conjuntamente. Se prevé que las pruebas en la línea empiecen en junio de 2020 para una puesta en servicio operativa a finales de año, cumpliendo así con los plazos impuestos por la Unión Europea.

¿Cuáles son las perspectivas del Grupo en este mercado?

C.C.: Nuestro objetivo consiste por supuesto en trasladar el ensayo a otras operaciones HVDC en Francia, pero también en exportar esta oferta al resto de Europa, donde Omexom ya está bien implantada. Debemos mantener nuestra presencia en este segmento de rápido crecimiento, que en los próximos años se beneficiará de una inversión miles de millones de euros. El deseo de Europa de integrar cada vez más energías renovables en el mix energético y el auge previsto en el transporte de la energía eléctrica son tendencias a largo plazo: los operadores van a invertir fuertemente para conectarse entre sí y ampliar la capacidad de sus redes. En los próximos diez años, RTE prevé un aumento de su inversión, en parte para las interconexiones, de entre 1.500 y 2.300 millones de euros al año.

A.G.:  Ya existen múltiples proyectos de interconexión de líneas aéreas entre países que comparten frontera terrestre. RTE estudia ahora desarrollar otros proyectos similares a IFA2, en particular entre Francia y España pasando por el golfo de Vizcaya, o entre Bretaña e Irlanda. Esta obra a ambos lados del canal de la Mancha, que moviliza unas competencias sumamente complementarias en el seno del Grupo VINCI, nos permitirá adquirir una experiencia única de cara a futuros proyectos de transporte energético actualmente en estudio en todo el mundo, y convertirnos así en un actor ineludible del mercado de las interconexiones.

23/07/2020