La fragilidad de las soluciones de movilidad rurales favorece la fractura social y el aislamiento. En un estudio publicado con McKinsey, el Foro Económico Mundial constata este hecho y propone un marco de referencia para supervisar y fomentar la movilidad rural. Este marco, al que se ha dado el nombre de DRIVER, se organiza en torno a seis ejes: rutas dinámicas, implicación de los habitantes, intermodalidad, versatilidad, eficacia y dimensionamiento adecuado.

Análisis de las soluciones encaminadas a volver a poner en movimiento las zonas rurales.

23/07/2020

Para saber más