En Senegal, donde las necesidades energéticas están experimentando un rápido crecimiento, Omexom está desplegando centrales en las que se conjugan las energías renovables, el almacenamiento de energía por medio de baterías y el fuel para abastecer minirredes autónomas, una alternativa prometedora a la red centralizada.

La fórmula que predomina en Europa, un esquema de red eléctrica nacional que da servicio a la mayor parte de los consumidores, no es adecuada para África. En este continente, donde dos terceras partes de los habitantes no están conectados a la red eléctrica, el uso de minirredes autónomas que funcionen con combinaciones energéticas con una gran proporción de energía solar y eólica es una solución de futuro.

« VINCI Energies está presente a lo largo de todo el proceso de despliegue de estas centrales autónomas, hasta formación del cliente para asegurar el éxito a largo plazo. »

Según las proyecciones de un informe de la Agencia Internacional de la Energía, « en el 2040, dos terceras partes de los sistemas autónomos y de las minirredes de las zonas rurales se alimentarán por medio de energía solar fotovoltaica, pequeñas centrales hidroeléctricas o energía eólica ».

VINCI Energies está contribuyendo a esta electrificación descentralizada del territorio en el Senegal, donde Omexom (marca de VINCI Energies) se ha encargado del diseño, la instalación y la puesta en funcionamiento (en la primavera del 2019) de ocho centrales llave en mano: una unidad de producción fotovoltaica « clásica » de 23 MW conectada a la red, cerca de Dakar, y siete centrales autónomas híbridas, que incluyen una parte de energía térmica y, en ocasiones, baterías, por cuenta de Senelec.

« El primer lote de centrales híbridas autónomas están situadas en regiones del este del país, zonas inmersas en un rápido desarrollo demográfico y cuyas necesidades energéticas están creciendo rápidamente », precisa Yves Daguin, gerente de Omexom. Las aglomeraciones urbanas de Kidira, en la frontera con Mali, de Goudiry y de Medina Gonassé, lugar de peregrinación cercano a la frontera con Gambia, se abastecen actualmente mediante centrales de fuel, insuficientes para cubrir las necesidades energéticas.

« Sutileza técnica »

« El objetivo es formar en esas tres regiones minirredes locales conectando diferentes equipamientos que incluyan producción fotovoltaica y grupos electrógenos », prosigue Yves Daguin. Se trata, por un lado, de minimizar el consumo de fuel reduciéndolo en un 20% y, por otro, de maximizar la energía solar, una « energía fatal » por su carácter intermitente.

« La sutileza técnica de estos proyectos reside en la gestión de las distintas energías para hacer posible la continuidad del servicio », comenta el responsable de Omexom. Actualmente, debido a los costes, las centrales alimentadas con fuel solo funcionan unas horas al día. El EMS (Energy Management System), configurado por Omexom, permite gestionar la conmutación de las fuentes y garantizar así la estabilidad de la red local. « La hibridación permite regular el sistema en cuanto a la carga y en cuanto a la energía producida », añade Daguin.

Limitaciones logísticas

En las islas del Saloum, las cuatro centrales instaladas incorporan una dimensión adicional: al diésel y a la energía fotovoltaica se les añade un sistema de almacenamiento de energía con el fin de reducir aún más la parte correspondiente al fuel por razones logísticas. El objetivo, en este caso, es reducir en un 70% el consumo de fuel almacenando el excedente de la producción de energía solar en baterías de ion de litio.

« VINCI Energies está presente a lo largo de todo el proceso de despliegue de estas centrales autónomas, encargándose de los estudios, el suministro, la puesta en funcionamiento, el asesoramiento en la explotación de las centrales, el mantenimiento y, sobre todo, la formación del cliente para asegurar el éxito a largo plazo », subraya Yves DaguinLa transferencia de competencias a los técnicos locales es una constante en África, donde Omexom ya ha formado a personal local para las centrales de Bokhol y Kahone, en Senegal, y para la de Zagtouli, en Burkina Faso.

10/07/2019