Gracias a la combinación del Internet de las cosas (IoT) y la inteligencia artificial (IA), Axians Belgique ha desarrollado una aplicación diseñada para optimizar los rendimientos agrícolas, la eficiencia en el momento de la cosecha, la trazabilidad de los productos alimentarios y el consumo de combustible de las máquinas.  

Durante la cosecha, el tiempo es escaso. Ante el coste de la inactividad de la maquinaria agrícola, en las grandes explotaciones las cosechadoras funcionan a pleno rendimiento desde el amanecer hasta el anochecer, por lo que la coordinación entre los conductores es fundamental para optimizar el proceso de recolección y reducir el consumo de carburante.

Con este objetivo en mente, Axians Business Applications en Bélgica (VINCI Energies) ha diseñado junto a CNH Industrial una solución que utiliza, al igual que los procesos industriales, sensores del IoT y un modelo de inteligencia artificial. 

Bautizada como Harvest Coordination App, la aplicación móvil, multiOS (iOS, Android) y multilingüe, sirve a los agricultores como cuadro de mando en tiempo real. Los conductores se comunican por mensajería instantánea, pueden visualizar el indicador de llenado del volquete y tienen acceso a la información del tiempo que les queda para terminar el campo. 

Para los agricultores, la Harvest Coordination App es como un cuadro de mando en tiempo real.

Esta herramienta de última generación ofrece también otros indicadores, como el nivel de humedad de los cultivos, el rendimiento por metro cuadrado o la calidad del grano (valores nutritivos). El conductor también recibe una alerta de seguridad cuando una persona está cerca del vehículo.  

Una IA alimentada por miles de imágenes

Cuando la cosechadora completa los primeros metros, la IA entra en acción. El modelo algorítmico cuenta los cereales que quedan en el suelo a partir de una foto que se toma desde la parte posterior del vehículo. Ha sido alimentado con miles de imágenes de cereales etiquetadas a mano a partir del principio del aprendizaje supervisado. 

Los resultados de esta “grainloss calculator” (calculadora de pérdidas de grano) se introducen en la aplicación Harvest Coordination App. El conductor puede aceptar o rechazar el resultado, que también se utiliza para mejorar el modelo de IA. 

La aplicación, conectada al bus de datos CAN (Controller Area Network) ―una funcionalidad muy extendida en la industria― de la cosechadora, se enriquece con metadatos, como informaciones sobre el vehículo o la calidad de la cosecha. 

“Se dan consejos al conductor, por ejemplo, conducir más despacio o ajustar la configuración de la cosechadora”, explica Roel Vermeersch, gerente de Axians Business Applications.

Mediante la geolocalización de los vehículos y la modelización espacial del campo, la aplicación rastrea todas las informaciones relativas al cultivo y a las actividades relacionadas con las ubicaciones en el campo, de modo que aumenta el nivel de granularidad en la trazabilidad de los productos alimentarios. 

Ventajas para los agricultores y para los empresarios

Esta solución ha sido desarrollada para el fabricante de maquinaria agrícola CNH Industrial. Annie Van Landuyt, administradora de la explotación Agri Minon, ya ha podido probarla. Destaca dos ventajas principales: la primera está relacionada con la coordinación entre la cosechadora y el volquete; la segunda tiene que ver con el informe que se genera automáticamente. Una vez cosechado el campo, sabe inmediatamente cuál es la calidad y el tonelaje de la cosecha o el porcentaje de grano perdido, por lo que el agricultor puede optimizar inmediatamente las condiciones de almacenamiento, teniendo en cuenta el nivel de humedad y la calidad de la cosecha. 

CNH Industrial también utiliza esta solución para mejorar el mantenimiento predictivo de su maquinaria agrícola, mientras espera la llegada, dentro de diez o quince años, de vehículos autónomos que podrían combinarse con una intervención humana limitada. 

16/09/2021

Saber más
Regardez la vidéo