En Basilea (Suiza), Axians y Actemium, dos marcas de VINCI Energies, han sabido innovar juntas para encontrar con rapidez una solución que les permitiera proseguir de forma segura su actividad pese a la COVID-19.

Con una superficie de unos 100.000 m2, uptownBasel (que se ubica en Arlesheim, en las afueras de Basilea) es actualmente la mayor obra de construcción del noroeste de Suiza. Esta obra para un proyecto encaminado a convertirse en un centro de competencias de la industria 4.0, no se detuvo en ningún momento pese a la pandemia de la COVID-19.

A diferencia de otros países como Francia, Suiza decidió no suspender las obras en su territorio durante la crisis. “El Consejo Federal impuso sin embargo unas medidas extremadamente estrictas en las obras, como respetar una distancia mínima de 2 metros, así como pasar numerosos controles para garantizar su cumplimiento», explica Nicolas Muller, gerente de la empresa Actemium Automation & Industrial IT.

Y fue precisamente la seguridad en obra en plena crisis sanitaria mundial lo que animó a la marca Axians, también de VINCI Energies, a contactar a Actemium,  la marca especializada en optimización de procesos industriales.

A principios de abril de 2020, el promotor de la obra de Basilea pidió a Axians, responsable de las tecnologías de la información y la comunicación en la obra, que encontrara una solución para que se respetasen las reglas de higiene para que la actividad prosiguiera con total seguridad.

Un sistema integrado en los cascos

Aun ampliando las instalaciones sanitarias, creando más áreas de descanso e instalando más máquinas expendedoras había que encontrar la manera de que el personal, concentrado en su trabajo, no olvidase las nuevas normas, particularmente el distanciamiento físico.

En colaboración con Axians, Actemium lo consiguió, ideando y diseñando en tan solo dos días el prototipo de una herramienta a este efecto.

“El sistema, que funciona con Bluetooth, está integrado en el casco del personal para evaluar la distancia entre dos aparatos, y por tanto entre dos personas, y poder así alertarlas mediante sonido o vibración cuando están a menos de dos metros la una de la otra”, explica Nicolas Muller.

Una herramienta sencilla y eficaz

La idea convenció y uptownBasel aceptó desarrollarla. Este grupo de co-innovación decidió incluso convertirla en un instrumento de comunicación para su proyecto inmobiliario, claramente orientado hacia las nuevas tecnologías y el trabajo colaborativo. Los equipos incluso produjeron un vídeo sobre la nueva herramienta que fue difundido en la televisión suiza.

Su difusión en la red interna Yammer de VINCI Energies ha amplificado el fenómeno. Desde entonces, ya nos han contactado unos cincuenta clientes del Grupo que desean utilizar esta nueva herramienta en sus propias obras”, celebra Nicolas Muller, que calcula poder llegar a comercializar hasta 50.000 dispositivos.

Esta nueva tecnología, perfeccionada gracias a la ayuda de la start-up alsaciana Insolem, especializada en sistemas integrados y que ha desarrollado una tarjeta electrónica ad hoc, está actualmente en curso de industrialización. “A finales de mayo, tenemos previsto vender hasta 800 dispositivos y 3.000 de aquí a mediados de junio”, anuncia Nicolas Muller.

Por ahora, tenemos un centenar de unidades en fase de prueba en la obra de Basilea. “Los primeros usuarios han sido los plaquistas, ya que suelen trabajar por parejas. El dispositivo les permite respetar mejor el uso de la mascarilla cuando deben realizar operaciones que les obligan a estar cerca el uno del otro”, comenta el gerente de la empresa Actemium Automation & Industrial IT.

Puntualiza asimismo que esta nueva herramienta en ningún modo “rastrea” a las personas. “Se trata únicamente de un medio para sensibilizar sobre el respeto de la distancia, en línea con otras iniciativas de ‘smart safety’ adoptadas por el Grupo para las cuales la simplicidad y la agilidad siempre han sido ingredientes esenciales”.