En Bélgica, Infrabel, gestor de la infraestructura ferroviaria del país, ha confiado a Cegelec IMCS la creación de un sistema de verificación de los mapas topográficos ferroviarios. El proyecto Hyperion optimizará la seguridad de los trenes.

Con el fin de garantizar aún más la seguridad de la red ferroviaria y la circulación de trenes, Europa se ha dotado del sistema ETCS (European Train Control System). Bélgica ha sido uno de los primeros países en aplicar esta norma de señalización y control de la velocidad de los trenes. El sistema ETCS calcula una velocidad máxima para cada uno de los trenes, que se muestra constantemente en el cuadro de mando del conductor. En caso de no respetarse dicha información, un sistema de a bordo se hace con el control del tren para reducir la velocidad.

Este sistema se basa en los equipos de tierra, que interactúan con un dispositivo integrado en el tren. Su alto grado de fiabilidad depende de la precisión de los datos, que permiten calcular la velocidad del tren en función de su localización instantánea. Por este motivo, la fase de diseño de un sistema ETCS para un trayecto concreto es determinante.

«Nuestro sistema de obtención de datos va más allá de los requisitos de Infrabel: realizar la recopilación con un tren que circule a 120 km/h y garantizar una precisión de menos de 1 m».

En Bélgica, Infrabel, gestor de la red ferroviaria, ha confiado a Cegelec IMCS (Industrial Measurers & Control Systems) la creación de una herramienta de validación de los datos topográficos que se introducen en el ordenador de a bordo de los trenes.

El proyecto, denominado Hyperion, se basa en el siguiente principio: el sistema recopila datos sobre los elementos de seguridad (señalización, cajas de control, agujas, etc.), los sitúa en el plano de la red ferroviaria y los compara con los de la base de datos.

Raphael Van den Bogaert, de Cegelec IMCS, añade: “El sistema de verificación que estamos instalando mide la infraestructura existente de forma autónoma para poder comparar nuestros datos, en particular los topológicos, con la medición previa realizada por el gestor de la red. A continuación, se envía un informe a Infrabel, que si es necesario adaptará su última medición”.

A diez centímetros de la realidad 

Para efectuar el levantamiento topográfico de referencia que cumpla con los requisitos técnicos de Infrabel, Cegelec ha instalado un sistema de sensores de visión y de localización en un tren ad hoc para poder tomar las medidas y realizar lecturas necesarias. Este tren circula por la red y registra los datos característicos de la infraestructura ferroviaria. Posteriormente, dichos datos se procesan con el fin de establecer el levantamiento de referencia para la verificación.

“Nuestro sistema de obtención de datos cumple con los requisitos de Infrabel: realizar la recopilación con un tren que circule a 120 km/h y garantizar una precisión de menos de 1 m, el estándar para la señalización digital. De hecho, superamos con creces este requisito, puesto que llegamos a 10 cm de la realidad”, destaca Raphael Van den Bogaert.

La suma de estos dos criterios, velocidad y precisión, ha representado todo un reto. Las mediciones topográficas efectuadas por Infrabel suelen realizarse a 30 km/h. “El gestor de la red fijó esta velocidad de 120 km/h para que el tráfico no sufriera alteraciones durante el día con autorizaciones especiales”, puntualiza Raphael Van den Bogaert.

El resultado ha sido muy positivo: Hyperion analiza los datos recopilados sobre el terreno con una tasa de identificación del 99 %. Reconoce las señales, las agujas, las balizas que envían información al tren y los elementos de los paneles de señalización. “El levantamiento topográfico se realiza en tres días, sin los errores inherentes al antiguo sistema de visionado por dos personas de un vídeo grabado por el tren”, añade.

El proyecto Hyperion, a cargo de Cegelec IMCS, ha sido seleccionado por RailTech Europe para el Premio a la Innovación, en la categoría de infraestructuras. El gestor belga de la red ferroviaria valora esta innovación, que, en opinión de Patrick Buckens, de Infrabel, “permitirá a Infrabel reaccionar con rapidez a las revisiones de la infraestructura cuando las adaptaciones del ETCS sean necesarias.

15/10/2020