CargoBeamer está instalando en Calais un dispositivo innovador, automatizado, que permitirá acelerar la transición del transporte por carretera al ferroviario. El tiempo de carga de un tren entero será de 20 minutos.

© DnA consult

Estratégico punto para el transporte de mercancías entre el continente y el Reino Unido, Calais está a punto de convertirse en todo un referente en el sector del transporte combinado carretera/ferrocarril. La empresa alemana CargoBeamer acaba de instalar una innovadora terminal automatizada de transbordo camiones-trenes que, a partir de la primavera de 2021, facilitará significativamente esta fase crítica del paso de un modo de transporte a otro. 

“Calais no es tan solo una instalación automatizada para el transporte combinado, sino también una puerta entre el continente y el Reino Unido, que se está distanciando de Europa”.

Normalmente, los semirremolques son trasladados por grúas pórtico o por reach stackers, grúas móviles que habitualmente transportan los contenedores en los puertos. Xavier Perrin, director general de CargoBeamer en Francia, puntualiza que con este tipo de manipulación, “hay que contar hasta hora y media para cargar 35 remolques en un tren con la ayuda de dos grúas pórtico”, mientras que “bastan 20 minutos para realizar la misma operación con el dispositivo CargoBeamer, que no requiere mover el camión por el aire”. 

El principio de este innovador dispositivo se basa en una “cuna” —una especie de plataforma— que llevará a cabo el traslado entre el andén en el que está aparcado el camión y el vagón. El vehículo pesado sitúa el remolque en la plataforma y, una vez desenganchado el remolcador, la plataforma cargada con el semirremolque se desliza lateralmente sobre el vagón. 

“Limitar la superficie necesaria”

Todo el proceso está automatizado, lo que permite realizar simultáneamente la carga y descarga de un mismo tren en dos vías de 360 metros diseñadas para el transbordo y duplicadas por otras dos vías de 500 m para maniobrar. Una de las ventajas del sistema, en palabras del director general de CargoBeamer en Francia, es que “limita la superficie necesaria”. 

Los desafíos a los que se enfrenta el desarrollo de este nuevo dispositivo son varios. En primer lugar, impulsar el transporte combinado carretera/ferrocarril, que sigue siendo muy residual en Europa. Además, el desarrollo del transporte combinado contribuye a descongestionar el tráfico vial y a la vez reduce las emisiones de CO2. Según la empresa alemana, “con 35 trenes CargoBeamer, las emisiones de dióxido de carbono se reducen en la misma cantidad que con un millón de coches eléctricos”. 

Se trata de un impacto importante, teniendo en cuenta que el 40% de la contaminación por óxidos de nitrógeno se debe a los vehículos pesados, que tan solo representan el 5% del total de vehículos europeos, según un estudio de la Agencia Europea de Medio Ambiente de 2018. “La terminal de Calais podría tener operativos 12 trenes al día dentro de diez años”, puntualiza Xavier Perrin.

Proyecto ágil 

Calais representa todo un reto para la empresa CargoBeamer, en la medida que la puesta a punto de estas instalaciones piloto condiciona el desarrollo de este tipo de terminal en Europa. De momento, ya está previsto implementar el modelo de Calais en Domodossola, cerca de Milán (Italia), en Kaldenkirchen, cerca de Düsseldorf (Alemania), y en varias ciudades del sur de Francia. 

CargoBeamer ha ejecutado el proyecto de Calais con mucha agilidad, ajustando el diseño a lo largo de todo el proceso de desarrollo. El proyecto se ha llevado a cabo con la colaboración de Actemium Boulogne-sur-Mer. La empresa de la marca VINCI Energies especializada en el rendimiento industrial se ha encargado de la parte del suministro y de la distribución eléctrica en las instalaciones de Calais.

“Actemium se ocupa de toda la parte de iluminación, incluidas las 150 plazas de aparcamiento para los camiones, el sistema de transbordo, la videovigilancia y el sistema de seguridad mediante cámaras térmicas para evitar cualquier intrusión”, señala Ludovic Ledoux, responsable de negocios de Actemium Boulogne-sur-Mer.

Automatización de las esclusas de entrada

La gestión de las cinco esclusas de entrada también ha sido objeto de un importante trabajo de automatización y uso de los datos. Un software con un registro previo de datos, configurado por Actemium, identifica su semirremolque y le permite el acceso sin necesidad de que intervenga una tercera persona, aunque un trabajador de CargoBeamer estará físicamente presente para intervenir de ser necesario.

El estado detallado del remolque también se establece de modo automático por vídeo al pasar el semirremolque por las esclusas, con el fin de documentar cualquier posible daño al final del trayecto. Para ello, Actemium ha desarrollado una interfaz de software y ha configurado un sistema VMS (Video Management Software).

“La seguridad es uno de los elementos clave del dispositivo”, asegura Ludovic Ledoux. “Calais no es tan solo una instalación automatizada para el transporte combinado, sino también una puerta entre el continente y el Reino Unido, que se está distanciando de Europa”. 

17/05/2021