El interés por el mantenimiento predictivo y las inversiones en el marco de la gestión del mantenimiento asistido por ordenador (GMAO) reflejan el importante papel que las empresas le otorgan al mantenimiento de la disponibilidad de los equipos.

En línea con la inteligencia artificial, la última referencia en materia de modernidad, el mantenimiento predictivo está en pleno auge en el sector industrial. Según un estudio realizado en septiembre de 2018 por KPMG y L’Usine Nouvelle, casi el 50 % de los directivos declaran utilizar esta clase de tecnología, que permite anticipar los fallos gracias al análisis de datos. Si bien es un resultado destacable, “debe analizarse teniendo más en cuenta la creciente importancia que se le otorga al mantenimiento en las fábricas que centrándose únicamente en la dimensión predictiva”, señala Aleksandar Maksimovic, responsable de Technique Maintenance & Services en Actemium (VINCI Energies).

No existe una única clase de mantenimiento ideal, sino varias formas que deben definirse de acuerdo con el procedimiento y los objetivos de la empresa.

Por otro lado, el mismo estudio indica que el mantenimiento preventivo, basado en un calendario de verificaciones y mediciones, cuenta con la aprobación del 91 % de los encuestados. La disponibilidad de los equipos constituye una prioridad para casi dos terceras partes de los fabricantes encuestados. Según Aleksandar Maksimovic, no existe una única clase de mantenimiento ideal, sino varias formas que deben definirse de acuerdo con el procedimiento y los objetivos de la empresa.

« En líneas de producción con un diseño muy fiable, podemos aceptar un mantenimiento correctivo y sustituir una pieza cuando se rompa », explica. « En otros casos, como en el sistema de gestión de las maletas de los aeropuertos, que es un sistema redundante ―si una línea se detiene momentáneamente, pueden utilizarse otras―, basta con un mantenimiento preventivo. El mantenimiento predictivo tiene sentido en los casos en los que un fallo puede tener un fuerte impacto en el rendimiento de producción o poner en peligro a las personas, como en el sector nuclear o en el aéreo ».

Retorno de inversión y lean management

« En última instancia, se trata de elegir una política de mantenimiento que tenga en cuenta el retorno de inversión », resume el responsable de Technique Maintenance & Services de Actemium. « No hay que aplicar el mantenimiento predictivo donde no sea necesario ». Y añade: « Se habla poco del lean management, pero el mantenimiento adecuado es uno de los elementos de este método », cuyo objetivo es optimizar la producción centrándose básicamente en reducir los fallos y en optimizar los tiempos de producción.

Limitar las averías representa aumentar la rentabilidad de la empresa, y eso pasa por optimizar la gestión de los stocks de piezas de recambios y por movilizar en el momento y el lugar adecuados a los equipos de mantenimiento. Las herramientas que permiten implementar y mejorar el mantenimiento se basan en los datos, tanto si se trata de los sistemas predictivos más modernos, basados en redes de sensores y algoritmos, como de los sistemas más antiguos de gestión del mantenimiento asistido por ordenador (GMAO), que según el estudio de KPMG y L’Usine Nouvelle es el que adopta el 83 % de los gerentes.

Control de los datos

Integrador experto de la GMAO, Actemium ayuda a las empresas en la elección de las herramientas y en su posterior integración y configuración hasta la fase operativa. Este acompañamiento implica « una estrecha colaboración entre los responsables operativos de la empresa y los especialistas en el tratamiento de datos que trabajan en Actemium », señala Aleksandar Maksimovic.

En cuanto al control de los datos, está y permanece « en manos de la empresa, propietaria de sus datos críticos de producción », afirma el responsable de Actemium, que discrepa con la idea de que la falta de expertos en tecnología digital en las fábricas representa un obstáculo para el desarrollo del mantenimiento predictivo.

Es cierto que la transformación digital a menudo debe hacer frente a la falta de competencias y métodos, pero « son las herramientas y la manera de utilizarlas, con la ayuda de los expertos en mantenimiento de Actemium, las que deben integrarse en la empresa, y no solo los data scientists ».

El éxito de un proyecto de mantenimiento inscrito en la transformación digital pasa por « la implicación de todos los actores del proceso de producción, desde el operario hasta el más alto responsable de gestión de un grupo ».

Cada vez son más las empresas que entienden la importancia del mantenimiento e implican a todos los niveles jerárquicos en sus proyectos de transformación digital. « Si se considera un impulsor del rendimiento y no solo una partida de gastos, el mantenimiento se percibe en toda su dimensión estratégica. Es un factor esencial de la industria 4.0 », se congratula Aleksandar Maksimovic.

10/10/2019