Con el objetivo de garantizar el suministro del alumbrado público, la ciudad de Yaundé está implementando un dispositivo integrado de producción local, almacenamiento y supervisión de la energía. Un proyecto dirigido a los 2,7 millones de habitantes y a las empresas de la ciudad africana que se enfrenta a múltiples desafíos. 

En febrero de 2019, los responsables técnicos de la ciudad de Yaundé y los expertos de Omexom Cameroun y de la marca Omexom sentaron las bases de un ambicioso proyecto de rendimiento energético para la capital camerunesa. La solución adoptada no tiene precedentes: una microrred urbana acompañada de un sistema de gestión inteligente, que en una primera fase se desplegará como prueba piloto, mediante un demostrador actualmente en construcción.  

¿La voluntad de las autoridades locales? Garantizar el suministro del alumbrado público de esta metrópolis de 2,7 millones de habitantes, que sufre constantes cortes de luz a causa de los picos de consumo eléctrico, entre las 18 h y las 20 h. 

Garantizar el suministro eléctrico responde a una triple prioridad para las autoridades: el confort y la seguridad de las personas, el funcionamiento y desarrollo de las actividades económicas, y la seguridad y el atractivo de la ciudad”, destaca Arnaud Allix, gerente de Omexom Cameroun. A todo ello hay que sumarle un cuarto objetivo relacionado con el medio ambiente: limitar el uso de generadores diésel de emergencia para abastecer los edificios municipales y el alumbrado público cuando se va la luz.  

Para financiar el proyecto, Omexom y la ciudad de Yaundé cuentan con el Fondo de Estudios y de Ayuda al Sector Privado (FASEP), una herramienta que el Estado francés ha puesto en marcha a través de la Dirección General del Tesoro, que otorga una ayuda de 500.000 €. Omexom participa asimismo en la financiación del proyecto con 140.000 €. 

“El proyecto responde a una triple prioridad: confort y seguridad de las personas, desarrollo de las actividades económicas y atractivo de la ciudad”

Concebido, construido y gestionado por un equipo de socios franceses formado por start-ups y pymes industriales y académicas, el dispositivo se articula en torno a tres grandes ejes: la producción y el almacenamiento, la eficiencia energética y la supervisión.  

Suministro eléctrico de 30 minutos para el 100% de las luminarias  

¿Pero cómo funcionará? En el aparcamiento del Ayuntamiento de Yaundé se instalarán paneles fotovoltaicos (30 kWc) en marquesinas y se conectarán a un sistema de gestión de la energía que cada tarde, durante el pico de demanda, decidirá en tiempo real si dirige la energía producida hacia las luminarias del alumbrado público o hacia el edificio del Ayuntamiento, en función de los stocks. La batería central permitirá cubrir el 100% de las necesidades de las luminarias y los edificios durante 30 minutos (o el 50% durante una hora). 

En el perímetro del Ayuntamiento, se sustituirán cuatrocientas luminarias de sodio, que representan un gran consumo energético, por luminarias LED, y una cuarta parte de estas se dotará de sensores IoT de tecnología LoRa para transmitir los datos de televigilancia de los armarios de alumbrado público y del estado del tráfico.  

Finalmente, en las instalaciones del Ayuntamiento, un hipervisor proporcionará una visión operativa del conjunto de los equipos instalados y controlará el consumo y la producción energética.  

La combinación matricial de estos tres bloques funcionales es completamente novedosa en Camerún, pero sin duda alguna también en África”, subraya Laurence Vaux, VP Business Development de la dirección África de VINCI Energies Oil & Gas. “La innovación del proyecto reside en la integración de conocimientos plurales desde las fases más tempranas. Con el fin de desarrollar las soluciones óptimas para el demostrador, Omexom ha creado un equipo formado por varias empresas complementarias de VINCI Energies: Omexom Cameroun, Omexom Paris Ingénierie y Actemium Paris Transport”.  

Reducir un 83% los gastos de mantenimiento  

Los beneficios del proyecto se han calculado con precisión. El consumo eléctrico de la parte extraída de la red se reducirá en un 31%. Se prevé que los LED generen un ahorro energético del 72% y una reducción de los gastos de mantenimiento del 83%. En cuanto al edificio del Ayuntamiento, el autoabastecimiento garantizará el 17% del consumo del edificio. 

Por supuesto, será necesario reforzar las competencias municipales mediante un programa de formación dirigido a técnicos y gerentes para garantizar que se hagan cargo de la dirección de obra y para preparar lo mejor posible la implementación a escala del proyecto piloto en toda la ciudad”, explica Arnaud Allix. 

El proyecto se inscribe en una lógica de replicación. “Hoy en día, la ciudad cuenta con recursos para reproducir el dispositivo piloto a escala de toda la superficie urbana, en el marco de un proyecto plurianual con un retorno de la inversión de seis años. Y sin necesidad de recurrir al préstamo de un proveedor de fondos o de una entidad bancaria, ya que el ahorro de energía y de mantenimiento generado permite amortizar rápidamente las inversiones en infraestructuras y liberar cada vez más capacidades de inversión a lo largo del contrato”, argumenta Laurence Vaux. 

La configuración final del proyecto prevé el dimensionamiento de 10.000 luminarias LED, 10.000 nodos de telegestión, 1 MWc de instalaciones fotovoltaicas y 3,5 MWh de almacenamiento repartidos en una decena de instalaciones urbanas, así como el refuerzo y la ampliación de la red LoRa en toda la ciudad gracias al despliegue de una decena de antenas de radio y una reconfiguración aumentada de los sistemas GMAO, de la telegestión y del hipervisor. El importe total del proyecto a desarrollar en seis años: 30 millones de euros. 

 

08/07/2021