Gracias a la inteligencia artificial, la nube híbrida, actualmente en pleno desarrollo, podría superar uno de los principales retos a los que se enfrenta hoy en día: controlar el ciclo de vida de los recursos para que se utilicen en el lugar, el momento y al precio adecuados.

En este periodo de crisis sin precedentes, el auge del comercio electrónico y el enorme incremento del teletrabajo han obligado a la mayoría de las empresas a adaptarse, demostrando así una gran agilidad. Está desmostrado que la capacidad de respuesta, en un plazo tan breve, a una situación tan excepcional pasa inevitablemente por la tecnología digital y la informática. 

Y más en concreto por la nube híbrida que, al asociar e interconectar infraestructuras de nube privadas y públicas, es la respuesta que parecen estar adoptando cada vez más empresas. 

Según el informe RightScale 2019 sobre el estado de la informática en la nube, ese año el 58% de las empresas ya se había decantado por una solución híbrida. “De hecho, la nube híbrida ofrece lo mejor de los dos mundos: la seguridad y el control de la nube privada y la agilidad y la potencia de la nube pública”, constata Hermann Dupré, Global Business Development Manager – Expertise Cloud & Data Center en Axians, la marca TIC de VINCI Energies.

“Desde el punto de vista empresarial, este tipo de configuración permite, a través de la nube pública, responder con mayor rapidez a una necesidad, como por ejemplo el despliegue del teletrabajo, dotándose de recursos en tan solo unas horas en lugar de en varias semanas en las propias instalaciones”, puntualiza el experto de Axians.

Hermann Dupré añade: “Los recursos potencialmente infinitos de la nube pública, así como el abanico de funcionalidades constantemente mejoradas que ofrecen los tres principales proveedores del mercado (Amazon Web Services, Microsoft Azure y Google Cloud Platform) permiten dar respuesta a grandes variaciones en la carga de trabajo y a una gran variedad de necesidades que la nube privada por sí sola tendría más dificultades en satisfacer”.

La informática, un bien de consumo 

Al utilizar las infraestructuras públicas, la nube híbrida también permite limitar, al menos inicialmente, el coste de la infraestructura local. Así, de la infraestructura como servicio (Infrastructure as a Service, IaaS) al software como servicio (Software as a Service, SaaS), la informática se está convirtiendo en un “bien de consumo” que consumimos como la electricidad, a través de un contrato, sin preocuparnos demasiado por saber de dónde viene la potencia TI que pagamos. 

“Con la inteligencia artificial, la optimización en tiempo real del uso de las herramientas y de los recursos de la nube híbrida en función de las necesidades logrará generar ahorros”.

“Al final, el coste del sistema ‘as a service’ es más elevado que la compra de equipos y licencias, pero no repercute en el presupuesto de inversión de la empresa y, por lo tanto, en su nivel de endeudamiento”, destaca Hermann Dupré. En su opinión, este sobrecoste no debería persistir en el tiempo porque, “a largo plazo, con la inteligencia artificial, la optimización en tiempo real del uso de las herramientas y de los recursos de la nube híbrida en función de las necesidades logrará generar ahorros”

Para las direcciones de sistemas de información (DSI), la solución híbrida también ofrece la posibilidad de evitar el Shadow IT, es decir, la propensión de los trabajadores a utilizar, a menudo por comodidad, la nube pública, por ejemplo Dropbox, en vez de usar las herramientas de la empresa. “Con la nube híbrida, la DSI recupera el control de los usos, con lo que puede garantizar la seguridad y una gestión homogeneizada de todos los entornos”, recalca Hermann Dupré.

Ahora bien, el experto de Axians recuerda que la nube híbrida comporta algunos requisitos previos: “debe tener en cuenta el cambio que representa para el usuario y requiere una gestión precisa de los costes, una reflexión sobre la soberanía de los datos, la compatibilidad con la nube pública de las licencias adquiridas por la empresa y, finalmente, la gestión del conocimiento en TI”. 

17/05/2021