Con la ayuda de Axians, esta empresa holandesa que comercializa flores, recurre a los datos para limitar sus costes, predecir con mayor exactitud las cantidades a suministrar y ofrecer un mejor servicio a sus clientes.

Dutch Flower Group, tal como indica su nombre, desarrolla su actividad en un sector que a menudo es sinónimo de acontecimientos y momentos felices para los destinatarios de los ramos que han pasado por esta compañía holandesa de flores al por mayor y al por menor: mayoristas importadores, supermercados, centros de jardinería, etc.

Antes de llegar a un jarrón, las flores recorren un camino lleno de obstáculos, por lo que parte de ellas deben desecharse, ya que desde su cultivo hasta su venta en ramos, no dejan de ser productos muy sensibles al paso del tiempo que se marchitan con facilidad.

Con el objetivo de limitar las pérdidas, reducir los costes y ayudar a los proveedores a anticipar mejor su demanda, Dutch Flower Group ha elaborado un plan de acción basado en los datos. Implementado con la ayuda de Axians, la marca TIC de VINCI Energies, el plan tiene como objetivo explotar la gran cantidad de datos que esta empresa holandesa y sus socios pueden recopilar a lo largo del ciclo de vida de las flores.

Debido a que se basa en un proceso en tiempo real con numerosas fluctuaciones de stock, el comercio de productos frescos es difícil de prever y de ajustar. La solución: introducir marcadores digitales fiables que permitan tanto a los comerciantes como a los productores disponer de previsiones de ventas detalladas, teniendo en cuenta factores diversos, desde el tipo de cliente hasta las localizaciones y las cantidades.

75 millones de tallos por semana

Esta es la apuesta de Dutch Flower Group, una estructura que agrupa a más de 30 organizaciones comerciales independientes. Juntas, procesan 75 millones de tallos de flores por semana, preparan 10 millones de ramos y más de 5 millones de unidades de plantas.

Estas cifras, al igual que el grado de heterogeneidad de la clientela, reflejan el gran reto que supone el plan, en fase de despliegue, para que el grupo deje de ser un simple proveedor para convertirse en un verdadero aliado para sus socios. “Queremos aumentar nuestro valor añadido para los clientes y optimizar juntos el volumen de negocio”, afirma Michel van Hout, director digital del Dutch Flower Group, quien se muestra convencido de que “los datos tienen un papel clave en esta transición”.

Basa su convicción en varias pruebas previas realizadas con éxito. “En Kenia, por ejemplo, ayudamos a los agricultores a predecir mejor la cosecha a partir del historial de datos. Esta herramienta nos proporciona mayor seguridad, ya que podemos prever mejor el suministro de flores. También ofrece ventajas a los productores, puesto que pueden organizar mejor la planificación de sus empleados”.

“En los puntos de confluencia de los elementos de la cadena de valor podemos obtener mayores beneficios gracias a un mejor uso de los datos”

Michel van Hout cita otro ejemplo: con la ayuda de Axians, Dutch Flower Group ha instalado en Gran Bretaña un sistema de previsión de la demanda de ramos para una cadena de supermercados de primer nivel. “Hemos estimado las fluctuaciones de la demanda de sus clientes en base a los datos, lo que permite reducir el desperdicio al mínimo”, explica. “Además, estas previsiones resultan ser datos muy valiosos para calibrar nuestras compras a los productores, así como para optimizar la cadena logística. Al predecir mediante los datos lo que hará el cliente de nuestro cliente, reducimos los gastos y ambos optimizamos nuestras ventas. Es precisamente en los puntos de confluencia de los elementos de la cadena de valor donde podemos obtener mayores beneficios gracias a un mejor uso de los datos”.

Tiempo y metodología

Es cierto que, en un plan de acción como el desarrollado por Dutch Flower Group, la implementación de herramientas y la evolución de las prácticas de las distintas partes implicadas requiere tiempo y metodología. En opinión de Michel van Hout, el grupo debe “poner orden” en sus datos y sus infraestructuras.

En el sector de las flores, “la automatización y la digitalización ya han hecho acto de presencia, pero hay muchas tecnologías a medida y sistemas ERP (Entreprise Resource Planning) obsoletos, y el uso de las herramientas más recientes todavía es muy incipiente”. Para acelerar y conseguir avances tecnológicos significativos, “es fundamental el apoyo de todos en la organización”.

Para que todo el mundo se sienta implicado, hay que “guiar a las personas hacia la digitalización y demostrar sus ventajas”. Michel van Hout añade que, por supuesto, es esencial estar “seguros de la calidad de los datos que vamos a usar”. El director digital de

Dutch Flower Group añade una última reflexión: “es importante seguir aprendiendo, compartiendo experiencias y hablando abiertamente del tema”.

20/02/2020