¿Cómo reducir al máximo el tiempo de respuesta tras la caída de un residente? La cabecera conectada es una solución fiable, ideada por un pool de empresas asociadas en torno a VINCI Energies.

Los centros asistenciales conforman un mercado objetivo para el desarrollo de aplicaciones digitales. Con el fin de mejorar el confort y la seguridad de los pacientes, facilitar el trabajo del personal y reforzar la calidad de la relación con las familias, los centros residenciales ven en las tecnologías digitales una garantía de rendimiento global de sus actividades.

Los centros residenciales para personas mayores dependientes (EHPAD, por sus siglas en francés) se inscriben en este marco. Mientras que la edad media de sus residentes aumenta cada año ―actualmente es de 85 años―, estas instalaciones deben adaptarse a las patologías de usuarios cada vez más frágiles. Por lo tanto, una de las prioridades de los EHPAD es prevenir al máximo las caídas, que a menudo tienen consecuencias para la salud de los residentes.

Hoy en día, los avances digitales en el sector geriátrico están principalmente relacionados con los equipos que llevan los propios residentes, en forma de pulseras o colgantes. Si bien estos dispositivos son útiles, están lejos de ser perfectos. Y no se trata solo de que el uso de algunas pulseras sea incompatible con ciertas patologías, sino que estos sensores portátiles, que reaccionan a la aceleración, pocas veces pueden detectar caídas “suaves”, que suelen ser las más frecuentes, como las de las personas mayores que se escurren del sillón hasta caer al suelo.

Una oferta sin precedentes

Cegelec 3S, empresa de VINCI Energies, acaba de presentar una oferta sin precedentes que permite detectar la más leve caída en cualquier parte de la habitación de un residente. El dispositivo se basa en un sensor fijo, instalado en lo alto de la cabecera conectada.

Dotado de un filtro infrarrojo, el aparato detecta todos los movimientos en la habitación, tanto de noche como de día. En caso de comportamiento anormal ―la caída―, envía inmediatamente un aviso a los terminales digitales (smartphone, tableta u ordenador) del personal encargado de los cuidados o de la vigilancia. Un sistema de grabación permite analizar la caída para formar al personal sobre la mejor manera de actuar.

“El sistema no es intrusivo”, señala Sylvain Massin, responsable de negocios en Cegelec 3S. “El sensor solo graba los movimientos en caso de caída y, además, no existe una imagen de vídeo. La reproducción del vídeo solo muestra una forma en 3D de puntos luminosos, completamente anónima”.

Una solución ágil

La cabecera, que consta de tres paneles modulables en los que se encaja la cama, está diseñada para integrar las funcionalidades relacionadas con las necesidades del usuario: detector de caídas, luz de lectura, iluminación conectada, aplicación de fototerapia, toma USB, recarga de móviles, luminarias en el suelo para señalar el camino, etc. Se trata de equipos que pueden controlarse desde cualquier interfaz digital (tableta, smartphone), o mediante la voz, a través de aplicaciones de reconocimiento de voz tipo Alexia.

«Nuestra solución se enmarca deliberadamente en una lógica de renovación de las habitaciones y los equipos. Se adapta a todas las configuraciones posibles»

“Nuestra solución se enmarca deliberadamente en una lógica de renovación de las habitaciones y los equipos. Por eso hemos diseñado este tríptico de panales adaptables a todas las posibles configuraciones, cuyo tiempo de instalación no supera la media jornada por habitación con el fin de no alterar la continuidad del servicio del centro (cuidados diarios a las personas, organización de turnos, etc.)”, explica Sylvain Massin.

Colaboración de cuatro socios

Esta solución, que Cegelec 3S está empezando a comercializar, es fruto de la colaboración entre varias empresas socias. Así, el diseño de los paneles prefabricados corresponde a la empresa normanda Maé Agencement. Legrand, por su lado, propone soluciones inalámbricas para evitar que los residentes tengan que alcanzar manualmente los mandos fijados detrás de ellos o a una altura superior a sus cabezas. La start-up de Toulouse Orme Signals & Images aporta su experiencia en la detección de caídas mediante sensores digitales de restitución 3D. Por último, Cegelec 3S integra el conjunto de estas tecnologías para entregar e instalar las cabeceras conectadas en los EHPAD.

20/02/2020