La solución de smart lighting We-Light Open de Omexom, probada en Lemgo, permite la alimentación eléctrica permanente del alumbrado público, así como un control preciso de la iluminación de la ciudad. Y se inscribe en el marco más amplio de las aplicaciones para la smart city.

Cuando hablamos de modernizar el sistema de alumbrado de una ciudad, a menudo pensamos en primer lugar en la instalación de luces LED. Pero para las autoridades locales más perspicaces, ansiosas por jugar definitivamente su carta digital, el interés por los postes de iluminación que cubren el territorio va mucho más allá de las farolas de luces LED, por muy “inteligentes” y económicas que sean.

Los postes son soportes ideales para instalar sensores de datos diversos y ejecutar aplicaciones digitales, que son útiles tanto para los habitantes como para los gestores de la ciudad. Lemgo, convencida de ello, ha puesto en marcha un laboratorio de pruebas a escala real en Renania del Norte-Westfalia, al oeste de Alemania, junto con el Instituto Fraunhofer IOSB, donde las empresas pueden poner a prueba las soluciones digitales que han ideado para hacer que el alumbrado público sea más inteligente.

Entre estas empresas se encuentra Omexom (VINCI Energies) que ha probado en esta ciudad, de unos 40.000 habitantes, una solución bautizada como We-Light Open, que permitirá sentar las bases de la smart city a partir del sistema de alumbrado.

“No todas las ciudades tienen las mismas expectativas respecto a la ciudad inteligente. El interés de la solución We-Light Open radica en su capacidad de adaptarse a expectativas diversas”.

Con la asistencia de los servicios técnicos de Lemgo, Omexom ha instalado en las farolas sensores para la gestión del estacionamiento, así como pasarelas a otras aplicaciones. En opinión de Tobias Hugo, responsable de negocios de Omexom y especialista en soluciones smart city, la exitosa “readaptación” de los antiguos postes de iluminaciónen postes “inteligentes”,gracias a la instalación de We-Light Open, ha permitido “sentar las bases de una alimentación permanente de los componentes de la ciudad inteligente a partir de las farolas”.

Aplicaciones de la smart city en el alumbrado público existente

La solución de Omexom permite alimentar otros componentes de la ciudad inteligente. Una vez instalada, el control del alumbrado urbano puede seguir realizándose del mismo modo que antes o puede adaptarse a métodos más innovadores. Una de las características de We-Light Open es que la solución puede desplegarse de forma independiente en cada subred de alumbrado público existente, lo que permite una actualización por fases, de modo que el operador puede seleccionar las zonas que quiere equipar de forma prioritaria.

La instalación es muy sencilla y el control no cambia, por lo que no es necesario configurar una red paralela suplementaria para controlar el alumbrado. Además, el dispositivo desplegado permite la instalación de varios tipos de iluminación en la red ya existente, tal como indica Tobias Hugo: “lámparas LED, pero también cabezales de luminarias capacitivos e inductivos”.

Varias ciudades alemanas interesadas

La solución desarrollada por Omexom ha despertado especialmente el interés de las grandes ciudades y de las ciudades de tamaño medio, que deben lidiar con la financiación de proyectos y la utilización de la red de alumbrado ya existente. En Alemania, algunas de estas ciudades ya han expresado su interés por la solución, tal como señala el responsable de negocios de Omexom, que cita los ejemplos de Duisburgo, Essen y Mönchengladbach en Renania del Norte-Westfalia, y de Ingolstadt, en Baviera.

No todas las ciudades tienen las mismas expectativas respecto a la ciudad inteligente”, sostiene Tobias Hugo. “El interés de la solución We-Light Open radica en su capacidad de adaptarse a expectativas diversas”. De hecho, el enfoque que propone Omexom es progresivo. Así, tiene en cuenta la necesidad de una comunidad de poder integrar distintos tipos de sensores, en varias etapas y por calles.

En una primera fase, Omexom instala los materiales y los componentes que permiten disponer de una tensión continua en los postes de iluminación. En una segunda fase, la empresa procede a la creación de redes, el control y la gestión: red de postes, control de la iluminación, control remoto mediante un cuadro de mando con interfaces abiertas, preparación de los sensores y conexión wifi.

Finalmente, en una tercera fase, y una vez definido junto con las autoridades locales el proyecto evolutivo de smart city, Omexom instala los sensores y las aplicaciones correspondientes a distintas funcionalidades: parkings, tráfico, meteorología, publicidad y teléfonos móviles, wifi, terminales de recarga para bicis eléctricas… “Gracias a su pragmatismo y a su construcción por etapas, We-Light Open se ha convertido en un acelerador de la ciudad inteligente”, se felicita Tobias Hugo.

12/03/2020