Las nuevas aspiraciones de la República de Irlanda en materia de producción de energía solar abren un nuevo mercado en el que VINCI Energies se ha posicionado rápidamente. Omexom RE Solar y Omexom Ireland conectarán las primeras centrales fotovoltaicas a la red.

Irlanda se ha fijado un ambicioso objetivo: alcanzar el 70% de energías renovables en su matriz energética de aquí a 2030. El país tiene la intención de abandonar progresivamente el carbón a partir de 2025.

La República de Irlanda, que hasta ahora había priorizado la energía eólica, principalmente onshore, ha decidido orientarse también hacia la energía fotovoltaica, con una nueva industria y un sector por crear.  

Con este objetivo en mente, las autoridades se han dotado de un vasto programa de apoyo a la electricidad renovable: el RESS (Renewable Electricity Support Scheme). Con un presupuesto de 12.500 millones de euros hasta 2025, este plan nacional se puso en marcha en la primavera de 2020 mediante subastas para la construcción de las primeras centrales solares, en este caso 63 proyectos con una capacidad total de 767,32 GWh.  

Dos Unidades de Negocio de VINCI Energies, Omexom RE Solar y Omexom Ireland, se adjudicaron tres de estos proyectos para el cliente Neoen, desarrollador y operador francés de proyectos solares, en asociación con su homólogo irlandés BNRG. Los tres proyectos, que suman más de 58 MWp, están situados en las ciudades de Hilltown, Millvale y Hortland, al norte, sur y oeste de Dublín, respectivamente.

“Como el país estuvo en confinamiento estricto desde principios de año, el comienzo de las obras, inicialmente previsto para enero de 2021, se pospuso hasta el mes de abril, y se calcula que la entrega se producirá a finales de 2021 o principios de 2022”, señala Emmanuel Musy, jefe de proyectos en Omexom.

“Hay mucho en juego en materia de anticipación y de intercambio entre el operador y nosotros para ejecutar lo mejor posible este proyecto pionero en Irlanda.”

Omexom RE Solar se encarga de los estudios, las compras y la construcción de las centrales, mientras que Omexom Ireland está a cargo de la conexión a la red eléctrica irlandesa. Para ello, Omexom mantiene “desde hace tiempo una relación de trabajo con ESB (Electricity Supply Board, el operador del proveedor de energía de la red de distribución irlandesa) en varias infraestructuras eléctricas que van de 10 kV MV a 400 kV HV en las redes de distribución y transmisión”, subraya Ken Collins, director de proyectos en Omexom Ireland. “Esto nos permite colaborar más rápido y hacerlo desde la fase de diseño de los diferentes elementos del proyecto”, añade.  

Complementariedad y agilidad, claves del proyecto  

La complementariedad de ambos actores es primordial para asumir un reto sin precedentes en el país: conectar las primeras centrales fotovoltaicas a la red irlandesa. Omexom Ireland garantizará la ingeniería civil necesaria para conectar las subestaciones de las centrales fotovoltaicas con la estación transformadora de ESB. “Hay mucho en juego en materia de anticipación y de intercambio entre el operador y nosotros para ejecutar este proyecto pionero de la mejor manera posible”, explica Emmanuel Musy.  

Si bien a nivel técnico los proyectos no presentan ninguna dificultad especial, las Unidades de Negocio de VINCI Energies han tenido que demostrar su agilidad, empezando por la coordinación entre sus equipos. “Para facilitar los intercambios entre nosotros, en marzo de 2021 se llevó a cabo una formación intercultural con un día dedicado a los miembros de Omexom RE Solar, otro a los de Omexom Ireland y una tercera jornada en común para los dos equipos”, explica Emmanuel Musy.

El jefe de proyectos de Omexom añade que la crisis sanitaria ha obligado al equipo del proyecto a demostrar su capacidad de adaptación, puesto que todos los contactos se han realizado a distancia. “Y eso sin tener en cuenta que el aplazamiento de las obras alteró la planificación, con todo lo que comporta tener que reprogramar las obras y modificar el plan de trabajo”, destaca Emmanuel Musy. Omexom también ha demostrado su agilidad en estos tres proyectos al organizar la subcontratación de parte de los estudios de su filial irlandesa a su homóloga checa por razones de carga de trabajo.  

Esta sinergia también se materializará en la segunda fase del proyecto, relacionada con los contratos de explotación y mantenimiento de las centrales durante 20 años, que también se adjudicó Omexom. A lo largo de tres años, la filial irlandesa, encargada de esta parte de las obras, contará con el apoyo del equipo de la marca Omexom en Francia para aumentar sus competencias en la materia.  

Una transferencia de conocimientos que debería ser de gran utilidad, teniendo en cuenta las licitaciones previstas de aquí a 2025 en el mercado irlandés.  

“La experiencia adquirida en estos proyectos nos diferenciará de nuestros competidores, ya que seremos la primera empresa irlandesa en entregar contratos completos EPC [ingeniería, adquisiciones y construcción] a este nivel, lo que en el futuro nos posicionará favorablemente ante los desarrolladores a gran escala”, manifiesta Ken Collins.

15/11/2021