Para reforzar la identidad y la integración urbana del primer distrito de negocios de Europa, Paris-La Défense ha optado por dotar de mayor protagonismo a las doce pasarelas que conectan la plataforma central con los municipios limítrofes, un proyecto singular por la antigüedad de las estructuras, la complejidad del espacio y la heterogeneidad de las empresas participantes.

Unificar con el alumbrado os distintos espacios de un entorno urbano compartimentado, ofrecer un entorno luminoso que transmita una sensación de seguridad y resulte atractivo para los 250.000 trabajadores y vecinos que circulan a diario por el mayor distrito de negocios de Europa y renovar las estructuras cumpliendo con las normativas (AFNOR, ISO, UTE, PMR…) son los tres grandes pilares del pliego de condiciones del proyecto “12 pasarelas”, que puso en marcha Paris-La Défense a finales de 2017. 

“Se trata de que las estructuras recuperen su función urbana confiriéndoles, mediante la iluminación, una identidad de conjunto”.

Se trata de un proyecto que responde a una reflexión sobre la renovación de las pasarelas peatonales que conectan la gran plataforma central del distrito de negocios parisino con los tres municipios circundantes: Nanterre, Courbevoie y Puteaux. Se trata de estructuras muy diferentes entre ellas, construidas en distintas épocas y sin homogeneidad arquitectónica. El coste global del proyecto asciende a unos 10 millones de euros y la duración prevista de las obras es de tres años.

Varios socios 

En este proyecto de gran envergadura intervienen varios participantes. La dirección de obra recae en una agrupación de diversas especializaciones: el estudio de arquitectura Dietmar Feichtinger Architectes, que es el mandatario; la empresa de ingeniería Ingérop y la consultoría técnica Arcora, que se encargan del marco económico, y la agencia Wonderfulight, responsable del diseño de la iluminación. De la ejecución se encargan seis empresas, repartidas en grupos, entre ellas Citeos (VINCI Energies), que realiza la instalación del alumbrado. 

Más allá de la renovación técnica y de la restauración de las estructuras, el objetivo es restituirles su función urbana, confiriéndoles, mediante el alumbrado, una identidad de conjunto”, explica Nicolas Hérault, gerente de Citeos Grands Projets.

Para lograr esa identidad, la agencia Wonderfulight ha optado por crear un recorrido luminoso mediante elementos gráficos, lineales o puntuales, de color rojo o blanco. En total, se han empotrado cerca de 750 m de regletas luminosas en el suelo y se han integrado más de 450 proyectores LED en las barandillas. También se instalarán pantallas y paneles de vidrio luminosos que describirán el paisaje urbano. Por último, debajo de las pasarelas se han instalado globos que proyectan en la cara inferior de cada estructura rayas luminosas visibles desde los ejes viarios.

Exigencia 

Se trata de una obra con un fuerte componente arquitectónico y con un nivel de exigencia muy elevado, tanto en el plano técnico como en el organizativo”, destaca Laurane Dorn, el responsable de este proyecto en Citeos Grands Projets. Para esta empresa de VINCI Energies, el proyecto “12 pasarelas” presenta varios retos.

Trabajar sobre infraestructuras ya existentes, en ocasiones vetustas, y en un espacio por el que pasan miles de ciudadanos, situado en un entorno urbano con varios niveles, exige a los equipos ingenio y capacidad de adaptación. La obra mayor y el trabajo de metalistería asociados a la minuciosa instalación de materiales de iluminación confeccionados a medida han exigido una estrecha coordinación entre las distintas partes. “Nuestra experiencia en gestión de proyectos complejos nos ha permitido garantizar un seguimiento riguroso de las interacciones entre las distintas áreas de trabajo, sin el cual la obra no se habría podido llevar a cabo”, detalla Laurane Dorn.

Pero aún hay otro factor que aumenta la complejidad del proyecto: la ejecución en tres años. Debido a las limitaciones relativas a la ocupación de este espacio y a la complejidad técnica de las intervenciones, la planificación se ha tenido que ir replanteando periódicamente. Los equipos de obra se han ido adaptando una y otra vez tanto a la discontinuidad de las tareas como a su simultaneidad. 

A finales de diciembre de 2020, cuatro de estas pasarelas volverán a abrirse a la circulación peatonal: Triangle, Jean Moulin, Louis Blanc y Orme. Las siguientes se abrirán a lo largo de 2021.

11/02/2021