Con el auge de la movilidad en el trabajo y del teletrabajo, las empresas deben ofrecer a sus empleados conexiones colaborativas óptimas. Esa es la esencia de la colaboración cognitiva.

Disponer de forma ágil e instantánea de informaciones relevantes en el lugar correcto y el momento adecuado ya no es un sueño inalcanzable en el ámbito laboral. Al combinar la inteligencia artificial con la nube y los datos, actualmente la colaboración cognitiva permite conciliar mejor ambos mundos: el de las nuevas tecnologías y el de la creatividad humana.

“A medida que ha aumentado la movilidad de las personas, que trabajan a distancia cada vez con mayor frecuencia, han ido apareciendo nuevas herramientas para que puedan seguir conectadas y comunicarse a través de varios canales”, explica Danny Cullens, enterprise architect y business consultant en Axians, la marca experta en soluciones digitales de VINCI Energies.

“Pero quedaba un problema por resolver: conseguir un trabajo en equipo verdaderamente colaborativo a distancia. Es aquí donde interviene la colaboración cognitiva, que contribuye a encontrar la información correcta y, sobre todo, a las personas adecuadas”, añade.

Eliminar los puntos de fricción

La colaboración cognitiva se basa en las nuevas tecnologías para ofrecer una mejor experiencia de trabajo al eliminar los puntos de fricción y facilitar la recopilación de información. Este tipo de inteligencia relacional permite que en una reunión virtual se pueda acceder en directo a la biografía, el historial laboral y la función de cada uno de los interlocutores gracias a una etiqueta que se muestra en la pantalla, debajo de cada uno de ellos.

“Entre otras ventajas destaca, por ejemplo, la posibilidad de ser reconocido mediante el reconocimiento facial al entrar en una sala de reuniones previamente reservada y de empezar la reunión mediante un simple comando de voz. Un ejemplo más: si necesitamos información específica relacionada con nuestra empresa, pero desconocemos quién la tiene o la persona en cuestión no está disponible, mediante las herramientas colaborativas podemos acceder directamente a ella o pedir ayuda a los compañeros de esta persona”, explica Danny Cullens.

El experto de Axians predice que, a largo plazo, la inteligencia artificial acabará solucionando un problema… ¡incluso antes de haber pensado en él! De hecho, algunas herramientas colaborativas pueden indicarle a una persona que está trabajando en un proyecto concreto si otros empleados de la empresa ya han realizado parte del proyecto.

Mejorar la productividad

“La colaboración cognitiva permite a la empresa optimizar el trabajo de sus empleados y ahorrarles tiempo para que así puedan centrarse en las tareas con mayor valor añadido. De este modo, el trabajo se vuelve más coherente y más eficiente en los distintos departamentos”, subraya Danny Cullens.

«La clave del éxito de la colaboración no radica en las soluciones propuestas, sino en su adopción por parte de los trabajadores».

“La clave del éxito de la colaboración no radica en las soluciones propuestas, sino en su adopción por parte de los trabajadores”, advierte el experto de Axians. “Es indispensable que los usuarios entiendan lo que puede aportarles, por ejemplo, la posibilidad de trabajar a distancia y seguir estando cerca de sus familias, garantizando de este modo un mejor equilibrio entre vida profesional y vida personal”, concluye.

15/10/2020