VINCI aspira, junto con ParisTech, a acelerar las alianzas entre ciencia e industria con miras a multiplicar sus aplicaciones operativas. Esta es la misión del laboratorio de investigación medioambiental, sucesor de la Cátedra de ecodiseño.

A finales de enero de 2020, la Cátedra de ecodiseño en la que participan el grupo VINCI y ParisTech pasó a ser el laboratorio de investigación ambiental ((medioambiental)). Esta estructura, creada en 2008 en torno a una asociación de mecenazgo científico para fomentar la investigación del rendimiento ambiental de edificios e infraestructuras, ya lleva mucho camino recorrido: una treintena de proyectos de investigación realizados en el marco de los estudios de doctorado, 150 publicaciones académicas, más de 2.500 licencias activas del software de simulación energética de los edificios Pleiades, desarrollado por MINES ParisTech y utilizado por las oficinas de proyectos y los gabinetes de arquitectura.

«El objetivo es multiplicar los puentes entre la investigación científica y las áreas de especialidad del Grupo»

Con el lanzamiento del laboratorio de investigación medioambiental, VINCI quiere desarrollar su asociación con las tres escuelas de ParisTech: con MINES ParisTech sobre temas relacionados con la eficiencia energética de los edificios y el análisis del ciclo de vida de los barrios; con l’École des Ponts ParisTech sobre movilidad sostenible; y con AgroParisTech sobre biodiversidad.

El objetivo es multiplicar los puentes entre la investigación científica y las áreas de especialidad del Grupo, y estar así plenamente acordecon la política medioambiental de VINCI”, explica Maxime Trocmé, director del Despliegue de I+D y Contracting en VINCI.

Este enfoque aplicativo, que se rige por una hoja de ruta de cinco años elaborada conjuntamente por investigadores y expertos de ParisTech en las diversas especialidades de VINCI, gira en torno a tres temas principales: limitar el impacto medioambiental de los edificios y barrios mediante el control de los costes; integrar la dimensión medioambiental en la digitalización de las actividades y en particular mediante la simulación energética con BIM (Building Information Modeling); y mejorar el bienestar, el  confort y la salud de los usuarios, reduciendo por ejemplo las islas de calor urbanas.

 

Ampliar la movilización

Las propuestas para temas de investigación también pueden proceder directamente de las áreas de especialidad de VINCI. Es por ejemplo el caso del estudio que actualmente se está llevando a cabo, por iniciativa VINCI Energies, sobre el análisis del ciclo de vida de las técnicas empleadas por el Estado para reducir su huella de carbono. Otro ejemplo es el de VINCI Construction, a través de su oferta de ingeniería ecológica Equo Vivo, para encontrar soluciones de tratamiento de las especies invasoras que respeten el medioambiente.

En línea con las nuevas ambiciones del laboratorio de investigación medioambiental, VINCI quiere ampliar el público movilizado en torno a los proyectos emprendidos, especialmente a nivel interno.

“Además de los más de 50 empleados del Grupo que cada año participan en programas de investigación, queremos seguir promoviendo las tres grandes conferencias anuales que organizamos sobre el particular y que ya reúnen a unas 500 personas, así como la Universidad del Laboratorio, cuya próxima edición, centrada en la tecnología digital, se celebrará el 10 de noviembre de 2020”, explica Maxime Trocmé.

También anuncia el lanzamiento de los Talleres del Laboratorio, que explorarán temas de investigación y sus aplicaciones operativas para promover las oportunidades de negocio y las soluciones ecológicas de VINCI. La primera edición sobre agricultura urbana tuvo lugar el 1 de julio en AgroParisTech.

 

15/10/2020