El aeropuerto de Nantes está probando un innovador sistema de desinfección a base de rayos ultravioleta para proteger y acelerar el paso del equipaje de mano por los controles previos al embarque.

Restaurar la confianza es uno de los retos a los que se enfrenta el transporte aéreo, ya que parece que a medio y largo plazo tendremos que “convivir con el virus”. Los aeropuertos están en primera línea del frente, en particular el control del equipaje de mano que no viajan en la bodega. 

Ya en septiembre de 2018, un estudio de BMC Infectious Diseases que se llevó a cabo en el aeropuerto de Helsinki demostró que las bandejas de plástico del control de seguridad estaban especialmente infectadas.

Para dar respuesta a este problema, la empresa TG Concept (VINCI Energies) ha desarrollado una innovadora solución de descontaminación de bandejas basada en una gama específica de rayos ultravioleta. No se trata de los más conocidos, los que aceleran el bronceado, sino de rayos con una menor longitud de onda, los UV-C, que miden de 100 a 300 nm.

La luz UV-C, germicida, tiene la capacidad de neutralizar bacterias y virus, entre ellos el SARS-CoV-2 responsable de la COVID-19. Cuando se expone a la radiación UV-C, el núcleo del microorganismo se ve afectado y se frena la duplicación de su ADN, con lo que pierde su capacidad de dañar.  

“Este dispositivo debería contribuir a restablecer la tranquilidad de los pasajeros y los agentes de seguridad y, de este modo, lograr que el tráfico sea más rápido y fluido”.

La desinfectadora diseñada por TG Concept se está probando en estos momentos en el aeropuerto de Nantes (gestionado por VINCI Airports), que quiere medir el efecto germicida del aparato y a la vez estudiar la reacción de los pasajeros y los operarios. 

“Si tiene una buena acogida por parte de los pasajeros y los empleados, el aeropuerto de Nantes debería instalar una desinfectadora en la mayoría de sus líneas de control del equipaje de mano”, afirma Pierre Varnier, gerente de TG Concept. “Además de eliminar el riesgo de contagio, este dispositivo debería contribuir a restablecer la tranquilidad de los pasajeros y los agentes de seguridad y, de este modo, lograr que el tráfico sea más rápido y fluido”. 

 

Módulo desinfectante 

El módulo diseñado por TG Concept adopta la forma de un túnel dotado de lámparas UV-C a través del cual circula la bandeja, sobre una cinta, para ser desinfectada. Tras avanzar sobre la cinta transportadora y pasar por una máquina de rayos X (detección de objetos sospechosos), el pasajero recupera y vacía la bandeja con el equipaje, que vuelve automáticamente al punto de partida. 

Una vez desinfectada, puede ser usada por otro pasajero y manipulada sin temor por los encargados del control. Los estándares adoptados por TG Concept han sido calculados minuciosamente, tal como indica Pierre Varnier: “Para destruir el SARS-CoV-2 es necesaria una exposición de la bandeja correspondiente a 270 julios/m². Nuestro sistema garantiza una exposición de la bandeja durante 3,6 s, lo que, teniendo en cuenta la potencia de las lámparas, equivale a una dosis de energía de cerca de 280 julios/m²”. 

“Las primeras pruebas realizadas en las instalaciones de TG Concept son positivas”, añade el gerente. Si son validadas por el aeropuerto de Nantes, podrán adoptarlas otros aeropuertos.

El uso de dispositivos de desinfección en el ámbito aeroportuario podría prolongarse más allá de la actual pandemia. Las medidas adoptadas durante la crisis de la COVID-19 podrían mantenerse en el espacio público, así como la necesidad de lavarse las manos y, más en general, de “convivir con el riesgo sanitario”. 

11/03/2021