Actemium y Cegelec se encargarán de las instalaciones eléctricas de una nueva central eléctrica de biomasa, una de las energías renovables por las que se va a sustituir parcialmente la energía térmica en esta región.

En Cacao, un pueblo de la Guayana Francesa, el serrín se ha convertido en un elemento acelerador de la transición energética. Este subproducto de los aserraderos locales es uno de los residuos de origen vegetal que constituyen la biomasa, una de las fuentes que integran el mix de energías renovables destinado a reducir la parte correspondiente a los hidrocarburos en la producción de electricidad de este departamento francés de ultramar. El objetivo es pasar del 90% actual al 50% antes del 2030.

« Cegelec Guyane se ha propuesto aplicar sus conocimientos y experiencia en ingeniería eléctrica a todas las energías renovables. »

Para lograr este objetivo, se ha construido una nueva central de generación de electricidad de 5,1 MW de potencia en este enclave situado al suroeste de Cayena, en el interior. Dos empresas de VINCI Energies, Actemium Paris Energie & Environnement y Cegelec Guyane Génie Electrique, son responsables de la totalidad de las instalaciones eléctricas. Actemium ha asumido la parte del proyecto correspondiente a la ingeniería y Cegelec se ocupa de la instalación de todos los equipamientos (el cableado, el transformador, la iluminación) necesarios para el funcionamiento de la caldera y de la turbina, que es accionada por el vapor de agua producido por la combustión de la biomasa.

« Cegelec está presente en la Guayana Francesa desde la década de 1960 y ha realizado varios proyectos en el ámbito aeroespacial y en el sector de los servicios », cuenta el gerente Serge d’Andrea. « El proyecto de Cacao servirá también para demostrar la capacidad de Cegelec en la industria, un sector aún poco desarrollado en la Guayana Francesa, y en especial en un área de futuro como las energías renovables ».

En la Ley francesa de programación plurianual de la energía (PPE) se prevé un importante aumento de la parte correspondiente a las energías renovables, fijando un objetivo de producción para el 2023 de 1.075 GWh, es decir, 3,5 veces la parte correspondiente a la energía térmica, que debería ser de 300 GWh. En la Guayana Francesa, el fuel representa actualmente casi el 45% del mix energético.

Cegelec Guyane, que también trabaja en proyectos de energía solar, « se ha propuesto aplicar sus conocimientos y experiencia en ingeniería eléctrica a todas las energías renovables », destaca Serge d’Andrea. Por ello, la empresa se ha posicionado en el proyecto de la planta hidráulica de Maripasoula, en el río Maroni. Esta especie de « minipresa » situada a la orilla del río constituye un valioso apoyo energético para localidades alejadas de las infraestructuras viarias, que hoy se ven obligadas a transportar por el río el fuel necesario para el funcionamiento de las centrales térmicas locales. En la Guayana Francesa, como en cualquier otro lugar, la energía renovable es local.

13/06/2019