Con el aumento de la urbanización, las necesidades de transporte público no dejan de crecer. Para dar respuesta a la demanda, ofrecer una segunda vida a metros, tranvías y otros trenes de cercanías en servicio se erige en una solución complementaria a la compra de nuevos equipos.

Ya sea en términos económicos, medioambientales o sociales, pero también en materia de seguridad vial, incluso de actividad física, los beneficios que genera el transporte público son numerosos y esenciales para la calidad de vida en las ciudades.

Sin embargo, la aceleración del proceso de urbanización desde hace un siglo ha alcanzado niveles sin precedentes en estos últimos años, con la aparición de importantes centros financieros e industriales. La concentración de las poblaciones en áreas urbanas cada vez más extensas se traduce en un número cada vez mayor de trayectos, principalmente entre el domicilio y el trabajo.

La actual red viaria de las ciudades no puede dar respuesta por sí sola a esta evolución. En cambio, los transportes públicos, sobre todo los vehículos ferroviarios ligeros (metros, trenes ligeros, tranvías y trenes de cercanías), se erigen en una solución eficaz a esta demanda exponencial de movilidad, tal como atestigua la gran evolución que han experimentado en estos últimos años, en particular con la construcción de nuevos sistemas de trenes ligeros.

Limitaciones presupuestarias

Pero aumentar y mantener medios de transporte público de calidad a largo plazo, en un marco presupuestario generalmente limitado, es todo un reto. Los operadores y las autoridades locales a menudo se plantean si es mejor invertir en nuevos materiales o en la sustitución de vehículos ya existentes.

“El dinero ahorrado con la modernización de los equipos existentes se puede utilizar para el desarrollo de nuevas vías o la compra de nuevos vehículos”.

La experiencia demuestra que la única manera de resolver esta difícil ecuación es combinar la sustitución de vehículos antiguos por nuevos con la modernización de una parte de los equipos que están en servicio. Esta última opción ofrece numerosas ventajas, sostiene Libor Hinčica, director de Ventas, Desarrollo y Marketing en Cegelec a. s., en Praga, especialista en equipos eléctricos para vehículos y sistemas de transporte público.

“La modernización de los vehículos ferroviarios ligeros permite incrementar su fiabilidad gracias al uso de las nuevas tecnologías, garantizar su vida útil inicial (un tranvía, un metro o un tren, después de modernizarse, pueden funcionar al menos durante veinte años más), ahorrar gracias al uso de tecnologías modernas y al rápido acceso a las piezas de recambio, y brindar una mayor comodidad a los pasajeros”, explica Libor Hinčica.

Doble ventaja

Además, hay que tener en cuenta que, en general, los costes de modernización representan tan solo un tercio del coste de un vehículo nuevo. Por tanto, con el dinero ahorrado se puede contribuir a los esfuerzos de inversión necesarios para el inexorable desarrollo de la red de transporte público.

“Es del todo imposible sustituir la totalidad de los vehículos más antiguos por nuevos. El dinero ahorrado con la modernización de los equipos existentes se puede utilizar, por ejemplo, para el desarrollo de nuevas vías, la compra de nuevos vehículos y la modernización de otros equipos antiguos que a largo plazo pueden resultar muy costosos, sobre todo debido a la falta de piezas de repuesto”, subraya Libor Hinčica, cuya empresa trabaja para clientes de toda Europa.

En septiembre de 2020, Cegelec a.s. se adjudicó el concurso para la modernización de 65 vehículos eléctricos de la ciudad de Praga. Entre otras misiones, la filial de VINCI Energies también ha llevado a cabo la modernización de 77 tranvías GT6N para la ciudad de Berlín, 80 tranvías de tipo M31 para la ciudad sueca de Göteborg y 12 tranvías de tipo GT6M para la ciudad alemana de Zwickau, así como la modernización de la parte eléctrica de la línea de metro de Manila, en Filipinas.

“Podemos supervisar el ensamblaje de los componentes eléctricos, así como la puesta en servicio de los vehículos, y cubrir todo el proyecto de modernización”, señala Libor Hinčica.

15/04/2021