Esta solución tecnológica desarrollada por Axians, incorporada durante el despliegue de una red móvil privada y fácil de usar, responde a la necesidad de protección de los establecimientos que reciben público y están expuestos a intrusiones hostiles.

A raíz de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París, las administraciones públicas se vieron obligadas a revisar los llamados “planes particulares de seguridad” (PPMS por sus siglas en francés) de las personas, en particular en los centros educativos. La circular del 25 de noviembre de 2015 estableció el marco de las medidas de seguridad que se debían implantar en los centros educativos.

El objetivo principal de estas instrucciones es proteger a los alumnos en caso de amenaza y activar la alerta con la mayor rapidez y de forma segura. La circular precisa que los centros son los que deben encargarse de instalar los equipos necesarios, algo que van haciendo poco a poco las administraciones locales que gestionan los centros de educación infantil y primaria.

Se trata de poder establecer una comunicación muy rápida de la forma más sencilla y segura posible entre cualquier punto del centro educativo y la comisaría de policía, que recibirá la notificación urgente de una amenaza dirigida a los alumnos o a los educadores.

Técnicamente, una parte de la respuesta a estas necesidades está en las redes de radio privadas, ya que tienen la ventaja de ser independientes de la red operada, como la de Orange o la de Bouygues, que los agresores pueden alterar con interferencias o neutralizar.

“Esta solución inalámbrica de extremo a extremo presenta la ventaja de reducir las obras en los centros educativos y la de poder transmitir la alerta hasta las aulas cerradas por dentro”.

La solución tecnológica VigiAlert, conectada a una red móvil privada, ha sido específicamente diseñada por Axians, la marca de VINCI Energies especializada en TIC, para responder a las especificaciones técnicas de los PPMS que afectan a la comunidad educativa.

De Toulon a Belfort

Sobre este tema ya habían trabajado varios ayuntamientos del departamento francés de Var, por ejemplo. La Metrópoli de Toulon deseaba recurrir a la red de radio privada que ya utilizaba la Policía Municipal para establecer las comunicaciones con los centros educativos. Para responder a esta demanda, la empresa Sysoco (Axians Redes Móviles Privadas), que había desplegado esa red, diseñó una solución de alertas innovadora.

La solución se probó primero mediante una prueba de concepto (PoC) que convenció a las autoridades. Por el momento, esta solución, desarrollada con el nombre de VigiAlert, se está utilizando en la mitad de los municipios de la Metrópoli de Toulon y también en el ayuntamiento de Belfort y en los centros educativos de muchas otras ciudades como Périgueux, Hyères, Villard de Lans o Saint-Mandrier.

El sistema consta de una serie de cajas que se instalan en las aulas, provistas de un simple botón para enviar la notificación de alerta en caso de intrusión o de acto malintencionado. Estos elementos fijos se complementan con un mando a distancia que permite enviar la alerta desde cualquier punto del centro.

Cada una de las cajas está conectada a una unidad central instalada en el centro educativo, que transmite la alerta a los altavoces de todo el centro y envía simultáneamente un aviso de emergencia a la comisaría de la policía municipal.

Dos redes seguras

Las conexiones de transmisión son seguras de un extremo a otro de la solución. En el centro educativo, los diferentes elementos están conectados mediante una red de radio de corto alcance local de tipo LoRa (banda 800 MHz). En esta burbuja táctica de radio, todos los equipos del centro dialogan entre sí. Entre el dispositivo de transmisión del centro educativo y la comisaría de policía, se establece otro tipo de red a través de un enlace de radio de larga distancia de tipo DMR o TETRA.

“Esta solución inalámbrica de extremo a extremo presenta, entre otras ventajas, la de reducir las obras en los centros educativos y la de poder transmitir la alerta hasta las aulas cerradas por dentro, que serán los puntos de confinamiento de los alumnos”, subraya Christophe Blanc, experto en VigiAlert de Axians Redes Móviles Privadas.

La complejidad de dos tecnologías de radio seguras y técnicamente fiables, así como las frecuencias que se utilizan, garantizan la solidez de una solución con un funcionamiento muy particular. Debe resultar muy fácil de usar y no requerir una formación específica ni incluir instrucciones complejas, ya que el personal a cargo de los alumnos cambia de un año a otro y no son técnicos.

Mantenimiento a medida

Considerando este contexto y para garantizar que la solución pueda responder sin fallos, VigiAlert incorpora un mantenimiento a medida. La solución diagnostica por sí misma los problemas técnicos y los notifica al servicio responsable. Incorpora revisiones automáticas periódicas de todos los puntos. “Y si no se recibe ningún feedback, se activa una alerta de fallo técnico”, añade Christophe Blanc.

En esa misma línea, VigiAlert incorpora un dispositivo de energía eléctrica de emergencia, en previsión de un escenario de toma de rehenes con corte de corriente eléctrica. El funcionamiento del sistema de alerta quedaría garantizado mediante baterías de emergencia y pilas.

Los centros educativos son los primeros establecimientos a los que va dirigida la solución VigiAlert, pero no son los únicos. El sistema de alerta de intrusiones tiene interés potencialmente para todos los lugares que reciben público, como, por ejemplo, museos, bibliotecas, oficinas municipales como el registro civil… En este ámbito, Toulon es una ciudad pionera, ya que la solución VigiAlert se va a instalar en los edificios administrativos de la Metrópoli.

15/04/2021