La solución de serialización desarrollada por Courbon Software da acceso a todos los datos en tiempo real y a todos los agentes implicados en una cadena de valor, garantizando así la trazabilidad y la seguridad.

La falsificación es una plaga que afecta a muchos sectores de la economía de mercado. Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud calcula que en el ámbito farmacéutico el coste de los medicamentos falsificados asciende a 200.000 millones de euros, es decir, entre el 7 y el 10% de los productos que se comercializan en el mundo. En el sector del vino y de las bebidas alcohólicas del sudeste asiático, el porcentaje de productos ilegales llega al 70%.

«El interés de esta solución de serialización es proponer un sistema global de trazabilidad accesible a todos los agentes de un sector»

Este problema económico es también un problema de salud pública con consecuencias que pueden ser graves. Debido, en parte, a este fenómeno, pero también a las múltiples crisis sanitarias de los últimos años, el consumidor busca cada vez más información precisa y contrastada sobre los productos que adquiere.

En este contexto, se han aprobado nuevas leyes y normativas para garantizar la trazabilidad global de los productos, su conformidad a las normativas y su seguridad, y para adaptarse a las nuevas exigencias de los consumidores. En el sector farmacéutico, por ejemplo, una directiva europea impone, desde febrero de 2019, la serialización de los medicamentos reembolsables mediante el marcado de cada producto con un código único.

Datos dinámicos

En este ámbito, Courbon Software (VINCI Energies), empresa de software MES (Manufacturing Execution System), desarrolla paquetes informáticos para la gestión de datos en tiempo real —o datos dinámicos— de productos a lo largo de todo su ciclo de vida.

Su primera aplicación de serialización se implementó en el año 2013 para el mercado de los explosivos civiles. Sin embargo, ha sido en los sectores fitosanitario y farmacéutico donde Courbon Software ha podido desplegar estas soluciones a gran escala. Actualmente hay unas 50 líneas de producción equipadas en BASF y unas 300 líneas en farmacia, 45 de ellas en el fabricante de medicamentos Delpharm.

La solución de serialización de Courbon Software permite la trazabilidad completa de un producto gracias a un número de serie único marcado en cada unidad con un código QR o un “datamatrix”. A su vez, los embalajes y los palés en los que se transportan los productos también están identificados mediante un código único.

“El interés de esta solución es proponer un sistema global de trazabilidad accesible a todos los agentes de un sector (fabricantes, empresas de logística, distribuidores…) que generan datos a través de la nube respetando una misma norma, en este caso, el estándar EPCIS de GS1”, precisa Jean-Michel Blanc, responsable comercial de soluciones industriales y software MES de Courbon Software.

Aplicaciones BtoC

El objetivo ahora es extender esta solución a aplicaciones BtoC para responder a la demanda de información del consumidor final tanto sobre el origen y el recorrido de un producto como sobre la identificación y la procedencia de sus ingredientes.

“Queremos llegar a otros mercados, como el de la cosmética, para el que actualmente estamos desarrollando un proyecto, pero también a los mercados de los dispositivos médicos, de los vinos y las bebidas alcohólicas, de los productos de lujo y de la industria agroalimentaria. Por ejemplo, para la empresa Labeyrie implementamos un MES, pero de momento solo para garantizar la trazabilidad a nivel interno”, comenta Jean-Michel Blanc.

La integración de datos dinámicos en todo un sector es hoy posible gracias a las nuevas tecnologías (la nube, la tecnología RFID, los códigos QR, la IoT y, a la larga, la cadena de bloques para la autenticación de los datos…). Permite una trazabilidad mucho más detallada que la que ofrecen aplicaciones como Yuka en el ámbito agroalimentario y de la cosmética, que se basan únicamente en datos estadísticos.

“La solución de Courbon Software trabaja con datos dinámicos. Permite el acceso a todos los datos en tiempo real, como, por ejemplo, un cambio de receta para un producto alimentario. De este modo, todos los agentes implicados en la cadena hasta el consumidor final pueden conocer cada etapa de la producción y distribución del producto”, destaca Jean-Michel Blanc.

17/12/2020