La solución Mobility Crossway está diseñada para responder al reto de garantizar la seguridad de tranvías, metros, ferrocarriles e incluso vehículos autónomos sin que se vea afectado su rendimiento. 

La automatización está cada vez más presente en los sistemas de transporte privados y públicos: vehículos autónomos, metros sin conductor, infraestructuras inteligentes… Sus beneficios se miden en términos tanto de seguridad como de fiabilidad de los equipos y los procesos. Pero ¿y en términos de rendimiento? No necesariamente.

“Garantizar la seguridad de la red ferroviaria es así de simple: basta con detener los trenes”, apunta Stéphane Berthet, gerente de Mobility, la compañía de VINCI Energies especializada en equipamiento, gestión y seguridad de infraestructuras de transporte. “El auténtico reto reside en garantizar la seguridad sin que se vea afectado el rendimiento”.

“El auténtico reto reside en garantizar la seguridad sin que se vea afectado el rendimiento”

Seguridad y rendimiento “al mismo tiempo”: para Mobility es una ecuación ya resuelta. Como resultado de sus 15 años de experiencia en este terreno, Mobility acaba de lanzar una nueva marca, así como toda una gama de soluciones, bajo el nombre de Mobility Crossway. Mientras que Affordable Safety es el sistema de señalización para tranvías desarrollado por Mobility, “Mobility Crossway engloba los sistemas de seguridad para infraestructuras de transporte (metro, ferrocarril convencional y red secundaria de SNCF además de tranvías) no solo en el ámbito de la señalización sino también en los ámbitos de suministro de electricidad, cadenas de tracción o vehículos autónomos”, precisa Stéphane Berthet.

Sistema abierto y a medida

Desde un principio, la seguridad se concibe teniendo en cuenta los requisitos de rendimiento tanto operativo como económico. Mobility Crossway ofrece una gama de productos basados en un sistema abierto y a medida: “De hecho, partimos de productos genéricos abiertos y no exclusivos”, cuenta Stéphane Berthet. “Este enfoque nos permite elegir para nuestros clientes equipos robustos y adaptados a sus necesidades específicas. Los clientes disponen de todo el diseño (especificaciones, códigos fuente, comprobación de seguridad), por lo que de hecho son propietarios de todo el sistema que han adquirido. A partir de ahí, pueden mejorarlo sin nosotros, con total libertad”.

Como empresa integradora, Mobility Crossway acompaña al cliente a lo largo de todo el proceso de cambio que comporta la migración o la renovación de un sistema que debe llevarse a cabo sin que la operativa se vea afectada. Para alcanzar este objetivo y garantizar que “pase lo que pase el metro empezará a funcionar a las 5 de la mañana”, Mobility Crossway implementa un dispositivo seguro para la transición del antiguo al nuevo sistema.

El acompañamiento también incluye el mantenimiento a largo plazo y la formación de los equipos. “Si un cliente no se ha familiarizado con un sistema, no lo utilizará de forma adecuada, lo que le costará caro en términos de explotación y mantenimiento”. El rendimiento económico de un sistema de transporte también depende de ello. Stéphane Berthet se muestra convencido: “Ciertas líneas de ferrocarril volverían a ser rentables si se renovaran con sistemas del tipo que nosotros proponemos”.

14/11/2019