En plena carrera de las vacunas contra la COVID-19, las normas y limitaciones a las que están sujetas las unidades de producción farmacéuticas son cada vez más estrictas. Un entorno exigente que requiere un ejercicio de reactividad y agilidad tanto por parte de los laboratorios como de las empresas VINCI Energies que colaboran con ellos.

La pandemia de la COVID-19 y la carrera de las vacunas están sometiendo a la industria farmacéutica mundial a un nivel de presión sin precedentes, especialmente en el sector de la producción, un ámbito en el que las empresas de VINCI Energies están en primera línea por las soluciones específicas que ofrecen a los fabricantes de vacunas para que puedan lanzar su producción con mayor rapidez.

“El desafío es construir, en un plazo muy corto, un sistema de distribución que se mantenga totalmente estéril”.

Bélgica, epicentro de la industria de las ciencias biológicas en el Viejo Continente, es actualmente uno de los principales productores de vacunas en Europa. VINCI cuenta en el país con varias empresas que colaboran con los principales actores del mercado. 

En noviembre de 2020, Actemium Leuven, Actemium Herentals y Hooyberghs HVAC se adjudicaron una licitación para el proyecto de la nueva línea de producción de vacunas contra los coronavirus (red de servicios, fabricación e instalación de unidades de limpieza y filtración, integración de equipos de producción…). 

“En este proyecto, el desafío es construir un sistema de distribución que se mantenga totalmente estéril, con todas la calificaciones requeridas y en un plazo de tiempo muy corto: en vez de los dos años y medio habituales, apenas disponemos de un año”, señala Bart Groeninckx.

El gerente de Actemium Leuven también destaca la agilidad que el proyecto requiere: “Teniendo en cuenta el poco tiempo del que disponemos para las obras, la fase de ingeniería debe enfrentarse a retos continuos, a veces hasta el último momento, por lo que es necesaria una comunicación continua con el cliente”.  

Actemium había participado anteriormente en un proyecto todavía mayor: la renovación completa, entre 2016 y 2018, de una planta de fabricación de vacunas cerca de Bruselas. “Construimos toda la fábrica con la ayuda de nueve empresas de VINCI Energies en Bélgica y Francia”, explica Jan Meeuwesen, Client Manager Life Sciences en Actemium Herentals. “Para lograrlo fue necesaria una gran flexibilidad, teniendo en cuenta los plazos tan reducidos y el hecho de que la automatización, por definición, se encuentra siempre al final de la cadena”. 

Proximidad 

En Normandía, a la complementariedad y la flexibilidad, Actemium añade la proximidad. “En la planta de Sanofi Val-de-Reuil, gracias a la asociación de tres de nuestras empresas de Nassandres-sur-Risle (máquinas especiales), Grand-Couronne (electricidad e instrumentación) y Le Havre Process Control (informática industrial), hemos podido gestionar y equipar en gran parte el complejo y a la vez ser muy reactivos, puesto que las tres empresas están situadas a menos de una hora de la planta”, apunta Ghislain Brière, gerente de Actemium Le Havre Process Control.

Actemium garantiza un contrato de asistencia técnica en EIA (electricidad, instrumentación, automatismo). “Nos encargamos tanto de la instalación y la gestión de ‘volteadores de alveolos’ (máquinas que dan la vuelta a las bandejas de huevos cuando salen de las líneas de producción de vacunas para enviar las cáscaras al tratamiento de residuos) como de las islas robotizadas, el traslado de los viales desde las máquinas llenadoras hasta las liofilizadoras o los sistemas de transporte de huevos de la fábrica Ovopharm a la planta de Sanofi Pasteur”, concreta Ghislain Brière.

Pero la planta de Val-de-Reuil es también un centro mundial de distribución que exporta a 190 países todas la vacunas fabricadas por Sanofi en Francia y Europa, es decir, 900 millones de dosis de vacunas expedidas al año. 

“En el marco de esta actividad de tránsito, garantizamos el mantenimiento de toda la informática industrial. Nuestra experiencia en el sistema digital de control y mando es fundamental, ya que toda la planta está completamente automatizada. Es un trabajo que acabamos de realizar para el proyecto de ampliación de la planta, que debería estar finalizado en 2023”, puntualiza Ghislain Brière, que para la ocasión movilizó un equipo de asistencia técnica formado por trabajadores con una experiencia en este campo de entre 15 y 30 años. 

Más de 30 años de experiencia

La especialización de VINCI Energies en el mercado farmacéutico, concretamente en el de las vacunas, es el resultado de una larga experiencia, como la adquirida por Actemium a lo largo de más de treinta años de asociación con el grupo Sanofi, tal como atestigua su extensa colaboración con la planta de Marcy-l’Etoile que Sanofi tiene cerca de Lyon. En la planta de producción de vacunas más importante de Europa, que exporta su producción a 150 países de todo el mundo, las empresas de Actemium aplican sus conocimientos más punteros.

“Nuestros expertos tienen un dominio absoluto de la norma FDA que rige el mercado en materia de procesos de fabricación y cuyos niveles de exigencia son muy elevados”.

Empezando por los equipos de producción. “Estamos presentes en toda la cadena de producción de vacunas, pero donde aportamos nuestros conocimientos más avanzados es principalmente en las etapas de cosecha y purificación, con la fabricación de tanques especiales en acero inoxidable a cargo de nuestros caldereros y tuberos altamente cualificados”, explica Jean-Pierre Nemoz, director de Desarrollo de VINCI Energies France Industrie Centre Est Méditerranée.

En cuanto al control de la automatización de los equipos, otra área de especialización de Actemium, las diferentes empresas de la marca pueden contar con profesionales con vastos conocimientos de los procesos farmacéuticos gracias a su doble titulación en automatización y química-farmacia. 

“Nuestros expertos tienen un dominio absoluto de la norma FDA (Food and Drug Administration) que rige el mercado en materia de procesos de fabricación y cuyos niveles de exigencia son muy elevados”, constata el director de Desarrollo. “Además, una de nuestras empresas gestiona un contrato de mantenimiento de toda la fábrica de Marcy-l’Etoile, desde la producción a la I+D”. 

Finalmente, según Jean-Pierre Nemoz, el último activo de Actemium, aunque no el menos importante, es su capacidad de ofrecer soluciones personalizadas. “Gracias a esta flexibilidad hemos iniciado conversaciones con Sanofi para participar en el proyecto EVF (Evolutive Vaccine Facility) en Neuville-sur-Saône, un nuevo tipo de planta flexible que alberga varios módulos de producción que permitirán producir 3 o 4 tipos de vacunas simultáneamente, según su estacionalidad”. 

11/03/2021