El principio del clon digital consiste primero en simular, analizar y optimizar virtualmenteun proceso en 3D e implementarlo luego en el mundo real. Un enfoque ágil, desarrollado por Axians, interesante para el sector de la logística y el almacenamiento.

Nada más simple y racional que un almacén… por lo menos en apariencia. En un almacén vemos estanterías regulares situadas en ángulos rectos, separadas por pasillos trazados con escuadra y cartabón por donde circulan carretillas elevadoras que transportan palés de mercancías. Sin embargo, en opinión de los encargados de gestionar esas plataformas logísticas en que se han convertido hoy en día los grandes almacenes, es difícil organizar de forma eficaz el almacenamiento de los productos y su recogida para ejecutar los pedidos.

¿Cómo optimizar su funcionamiento? Hay muchos parámetros y, además, interactúan entre ellos. Decidir el trayecto que debe efectuar un empleado depende de factores variables: no basta con tener en cuenta la distancia y el tiempo de desplazamiento, sino que también hay que considerar las restricciones de peso, que varían de un pedido a otro, y el apilamiento de los productos en un palé, entre otros muchos factores.

Previsiones inciertas

Por supuesto, se puede reducir el tiempo de recogida procesando, por ejemplo, en un mismo viaje pedidos cuyos productos estén almacenados en la misma zona. Esta combinación de órdenes permite ahorrar tiempo y dinero. Además, mediante unos algoritmos, se ofrecen consejos de itinerarios basados en la secuencia óptima de retirada. Este concepto funciona de forma similar a un sistema de navegación, en el que se calcula el itinerario más rápido en función de distintos parámetros (afluencia, direcciones, medios de transporte, etc.). “Los desplazamientos de los empleados del almacén representan una de las principales partidas de gasto”, comenta Max van Kasteren, responsable de cliente en Axians, marca de VINCI Energies especializada en soluciones TIC y experta en estas cuestiones.

Más allá de la optimización de los itinerarios, también es posible prever cuántos empleados se van a necesitar, aunque no siempre es sencillo prever día a día el número de operarios que se van a asignar al transporte. “Si se ajusta demasiado, es posible que tengan que contratar a personal de refuerzo en el último minuto, y viceversa, si hacen una previsión demasiado amplia, pagarán a personas por no hacer nada”, apunta. Por todo ello, no es de extrañar que una de las demandas recurrentes de los responsables de este tipo de almacenes gire en torno a esta cuestión.

Datos para un mejor control

Las nuevas tecnologías digitales son una respuesta importante a los problemas relacionados con el control de un almacén. Y la clave con los datos. “La recopilación y el tratamiento de los datos permiten considerar el conjunto de los parámetros”, explica Max van Kasteren. “El análisis de los datos puede llevar a los responsables de la gestión del almacén a modificar los parámetros y, por ejemplo, revisar la configuración de las instalaciones”.

«Los clones digitales orientan a los responsables sobre las modificaciones que hay que realizar para optimizar el proceso logístico»

Así, puede ser más interesante situar las estanterías en una posición distinta al ángulo recto, optando, por ejemplo, por disposiciones en “flying-V” (en referencia a la célebre guitarra Gibson) o en “fishbone” (espina de pescado) para acortar los trayectos de recogida.

“No obstante, cambiar la ubicación de los racks afectará a la posición óptima de cada uno de los productos”, añade el responsable de cliente de Axians. “Esto llevará a los responsables de la gestión a reconsiderar la totalidad de los parámetros, por lo que es preferible probar las evoluciones contempladas durante una fase de simulación en un clon digital del almacén”.

“Una solución muy intuitiva”

En el caso de un almacén, el clon digital, técnica utilizada, por ejemplo, en la construcción y el mantenimiento de edificios, presenta en 3D el estado de las instalaciones en un momento determinado, pero también hace una proyección de la situación en las horas siguientes. Esto permite probar virtualmente las modificaciones y constatar sus repercusiones de forma integral antes de implementarlas en la realidad.

“Se trata de una solución muy intuitiva para los responsables de la gestión del almacén”, comenta Max van Kasteren, “ya que de este modo pueden visualizar cada itinerario y dar su opinión sobre cómo mejorarlo”. Para el responsable de cliente de Axians, que asesora y orienta a empresas sobre estas cuestiones, “los cloness digitales permiten explicar de forma transparente por qué un cambio es eficaz. Orientan al responsable sobre las modificaciones que hay que realizar para optimizar el proceso logístico y para ahorrar más costes”.

17/12/2020