Las aplicaciones a las que los ciudadanos tienen acceso desde sus smartphones buscan cambiar el modo en el que estos se relacionan con las instituciones. Los ámbitos de intervención de estas aplicaciones dependen de los actores que las gestionan: autoridades, empresas, iniciativas ciudadanas… Del mismo modo, la diversidad de las partes implicadas influye en la forma en la que dichas aplicaciones modifican el espacio público. El Cerema ha analizado estas herramientas con el fin de entender sus objetivos y su impacto real en el espacio público. Los dispositivos se dividen en 5 grupos: pantallas táctiles y paneles móviles, participación ciudadana en la planificación urbana, iniciativas ciudadanas, producción de datos con el fin de transformar el espacio y transformación digital de espacios públicos.

12/03/2020

Para saber más